ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

lunes, 15 de septiembre de 2008

MH, EL SÉPTIMO SAMURAI, RECOMIENDA: "EL HOMBRE QUE MATÓ A LIBERTY VALANCE"



Después de haber recomendado ya películas de Hawks y de Hitchcock, no puedo continuar mi colaboración en este blog sin hacerlo de una película del tercer grande de la Historia en discordia, John Ford. En particular, su maestría se desarrolla fundamentalmente a la hora de tratar los westerns, y por tanto, recomendaré el que para mi es su mejor western, y mutatis mutandi, su mejor película, El hombre que mató a Liberty Valance.

Breve sinopsis: El ya veterano senador Ransom Stoddard (James Stewart) y su esposa (Vera Miles), llegan al pueblo de Shinbone al entierro de un viejo amigo Tom Doniphant (John Wayne). Tras su llegada, un periodista entrevista al senador ante el hecho singular de que un famoso senador asista a las exequias de un ciudadano desconocido, lo que lleva al senador a contar cuál es la historia que les relaciona. Todo empezó cuando un joven Ransom llegaba recién licenciado en Derecho para ejercer en el oeste, y su diligencia fue asaltada por un bandido llamado Liberty Valance (Lee Marvin)...

Este es el punto de partida utilizado por Ford para narrarnos la historia en flashback de estos personajes que, en buena medida, es la historia del paso a la modernidad de los propios EE.UU. como nación, es decir, el paso de pequeños pueblos sin más ley que la del revolver más rápido, hasta la imposición del Derecho con la sujeción a los estados. Pero esa es la gran maestría de los clásicos, las historias grandes se cuentan en singular, en el como afectan a los ciudadanos en particular, que en definitiva, son el motor de la Historia (con mayúsculas) y de la historia (de la película).

Respecto a estos personajes, llama la atención que eligiera a Wayne y Stewart como protagonistas, los dos ya cincuentones, cuando el flashback trata sobre personajes jóvenes, de veintitantos. Pero esa es la magia del cine, una peluca por aquí (para Wayne, seguro, para Stewart quién sabe), un poco de tinte por allá, y el blanco y negro a pesar de ser de 1962. Quizás esa es la razón por la que en la cinta aparece como adolescente un tipo que debe tener como cuarenta años, para crear perspectiva supongo (jajaja).

Pero dejando al margen esto, nos encontramos ante una película magníficamente narrada e interpretada, donde Ford nos muestra una vez más su maestría para convertir en cotidiana cualquier situación y así, aproximar los personajes al espectador, pero siempre rodeado del lirismo propio del director que, en cierta medida, es lo que lo diferencia de Hawks (y su estilo invisible). Pero a pesar de dicha diferencia, se trata de autores emparentados en la forma de narración, siempre afable y con toques de humor, y que llevan la calidad como emblema. Esta relación llegaba hasta el punto que en las entrevistas comentaban :"esa película, ¿es mía?, creía que era de Hawks" o viceversa.

En definitiva, un peliculón del autor con más obras maestras en el western Centauros del Desierto, La Diligencia, Dos cabalgan Juntos, Misión de Audaces..., que gustará a todos. Sólo una pregunta final (para el que la haya visto o la vea ahora, si mis sugerencias sirven para algo), ¿está Hally (Vera Miles) arrepentida de la elección tomada?

Algunos datos técnicos: Títulos original: The man who shot Liberty Valance. Año: 1962. Dirección: John Ford. Producción: Ford. Productor: Willis Goldbeck. Guión: Willis Goldbeck, James Warner Bellah, sobre una historia de Dorothy M. Johnson. Fotografía: William Clothier. Dirección artística: Hal Pereira, Eddie Imazu. Música: Cyril J. Mockridge, Alfred Newman. Montaje: Otho Lovering. Intérpretes: John Wayne, James Stewart, Vera Miles, Lee Marvin, Edmond O'Brien, Andy Devine, Ken Murray, John Carradine, Jeanette Nolan, John Qualen. Duración: 118 minutos.


3 comentarios:

ventiladorcular dijo...

Esta es, para mí, la mejor película del oeste que he visto. Señor MH, le otorgo la Matrícula de Honor. Un saludiiiinnn

Baraka dijo...

Así acumula ya 4 en toda su vida. John Ford me encanta, siempre lo hizo, pero no es esta mi película favorita suya. Si tuviera que elegir tampoco sería "La diligencia", aunque me encanta, sino "El hombre tranquilo", una bellísima fábula irish donde Wayne hace el papel que lo hizo una celebridad: de John Wayne. La bella pelirroja, su hermano brutote de buen corazón, la épica pelea, el beso en la colina bajo la lluvia, la cama que se rompe, el viejo "carabina", borrachín y entrañable, la complicidad de los curas católicos y protestantes...

Nunca me aburro de verla y siempre me roba una sonrisa, como mínimo.

jaime_3 dijo...

Veo que sólo hay un visitante en la página de Liberty Valance. Me extraña: es una buena película de la que se puede sacar mucho, y tu comentario está muy bien razonado. buenas noches