ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

jueves, 11 de septiembre de 2008

IBARRECHE, IBARRECHE...

El Constitucional declara ilegal la consulta de Ibarretxe

El Tribunal Constitucional ha aprobado por unanimidad declarar inconstitucional la Ley de consultas aprobada por el Parlamento vasco y que daba sustento legal a la consulta popular que pretende convocar el lehendakari, Juan José Ibarretxe, el próximo 25 de octubre.

El tribunal responde así a los recursos de institucionalidad interpuestos por la Abogacía General del Estado y el PP contra la ley vasca de consulta popular. En su recurso, el representante de los Servicios Jurídicos del Estado concretó que esta ley vulnera cuatro preceptos constitucionales (artículos 1.2, 2, 92.1 y 149.1 de la Carta Magna) porque pretende marginar el ejercicio de la competencia exclusiva del Estado para la autorización de consultas populares. Además, se invocaba en su impugnación el artículo 161.2 de la Constitución, que prevé la suspensión inmediata de la norma recurrida desde el momento en que fue publicada (15 de julio de 2008).
Los 'populares', por su parte, sostuvieron en su recurso que la ley vasca supone una "violación del sistema constitucional de competencias" e invocaban la defensa de la soberanía nacional. Además, apuntaron la "inconstitucionalidad material" de las dos preguntas que se plantean para la consulta por entender que eluden "la voluntad del pueblo español en su conjunto y "supeditan el inicio del proceso a una decisión previa" de ETA.

A la espera de que el Gobierno vasco se pronuncie sobre la decisión judicial, aún colean las declaraciones realizadas en la revista Tiempo por el propio Ibarretxe hace dos meses, tras suspender el Constitucional el referéndum, en las que aseguraba que "habrá consulta conmigo o con otro lehendakari".

De momento, los representantes de PNV, EA, EB y Aralar se reunirán mañana para concretar las iniciativas que emprenderán a favor de la consulta. De esta forma, estos cuatro partidos prosiguen sus contactos para establecer medidas para promover "el derecho a decidir" entre la ciudadanía, y mañana tratarán de concretarlas una vez perfiladas algunas de ellas, como la demanda contra el Gobierno de Zapatero ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

5 comentarios:

EL FOLLONERO dijo...

Ibarretxe se escribe así. ¿A que no te gustaria que te euskerizaran tu nombre? Pues no castillanices su apellido.

VENTILADORCULAR dijo...

Genial Follonero. Es una costumbre que tiene nuestro buen amigo ENRIQUE,sin que se me enfade.
Ya lo dijo Enric Sopena la semana pasada en La Noria cuando le dijeron: "Enrique", él refutó "Enric". A lo cual aquel le dijo" Es que cuando yo te conocí, te llamabas Enrique", rematando Sopena: "Es que por aquellos años, no me dejaban llamarme Enric". Sin más comentarios.
Por otro lado, aún a sabiendas de que soy el único que ha votado (me da igual decirlo) que el referendum es un derecho del "pueblo vasco", también voy a decir que jamás se permitirá (permitir, qué fuerte) porque tienen miedo a qué conteste la gente, que es la que decide, la que vota, la que escoge, la que pone a estos títeres llamados políticos, jueces, funcionarios... en sus puestos, los que les pagan... tienen miedo los muy cobardes a que la gente diga "adelante", y las fuerzas de seguridad y los órganos de poder tengan que sacar la maza, tengan que ponerse en evidencia de que no son demócratas. Porque la democracia no existe en la práctica. Realmente, nunca una teoría existe en la práctica.

Baraka dijo...

Ya sé que es imposible que estemos de acuerdo en este tema porque yo creo en la Constitución y tú no, o por lo menos no tanto como yo, pero las reglas son las mismas para todos con ella. Yo sí haría un referendum para ver si el pueblo vasco quiere hacer un referendum. Seguro que Ibarreche cascaría...

VENTILADORCULAR dijo...

Igual sí, igual no. Ahí está la cuestión. A tí no te importa hacer un referéndum de referéndums porque no te influye "directamente" la respuesta, pero los políticos son unos sinvergüenzas que se acojonan porque de esa respuesta depende de que pueden seguir estafándonos o no.
Los políticos, de verdad, una basura.

VENTILADORCULAR dijo...

Y sí creo en una Constitución. Lo que no creo es en una Constitución cerrada, inamovible y por tanto arcaica y estancada que es lo que han elaborado unos cuantos interesados. Llámense Monarquía, Iglesia, etc...