ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

sábado, 6 de septiembre de 2008

CUANTOS CATEDRÁTICOS HABREMOS HECHO...

EFE 05.09.2008 - 20:00h

Un profesor italiano ha sido condenado a siete meses de cárcel y a pagar una indemnización de 3.000 euros a dos de sus alumnos porque algunos capítulos de un libro que había publicado estaban copiados de los trabajos de fin de carrera de sus estudiantes.

Fueron los propios alumnos quienes se dieron cuenta de que el docente que dirigía sus proyectos se había aprovechado de su trabajo para escribir un libro, con el que además se presentó a un concurso para una plaza universitaria, y lo denunciaron ante un tribunal de primera instancia de Trento, en el norte de Italia.

Los magistrados condenaron al docente a indemnizar con 1.000 euros a cada uno de los damnificados, pero éstos no quedaron satisfechos y recurrieron al Tribunal de Apelación, el cual elevó la multa a 3.000 euros y añadió una pena de siete meses de prisión, que será conmutada ante la falta de antecedentes del profesor.

Éste recurrió al Tribunal Supremo italiano, alegando que no había violado los derechos de autor, ya que los fragmentos copiados no tenían las características de novedad y originalidad, si bien no aclaró si su propia obra reunía esos requisitos.

Estos argumentos no han convencido al Alto Tribunal, que ha ratificado la condena al considerar probado que el profesor había hecho un mero "copiar y pegar desde los disquetes usados por los alumnos".

No hay comentarios: