ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

lunes, 20 de abril de 2015

EL TÍO LA VARA - LA VOZ DE CÁDIZ-ABC (19-04-2015)


EL TÍO LA VARA
Montiel de Arnáiz
@montieldearnaiz

La extraña sensación recorrió mi cuerpo ‘alcafranero’, que venga Spielberg y lo vea. De repente me dio la impresión -no, tuve la pieza de convicción- de que me habían robado a todos los niveles que la Administración Pública permite: local, autonómico y nacionalmente. Me harté de políticos que claman justicia en el desierto de la inmoralidad, de acomodados y acomodadores que exigen para el adversario aquello que consienten y justifican al compañero del partido de risa. Da lo mismo lo que voten los espectadores del duelo en O.K. Corral; que silben o no las balas o que James Stewart mate de un disparo a Kevin Costner (en la frente, como es lógico). El enfrentamiento resultará cruento.
Anicolan Skywalker debe dimitir porque Rodri-Wan fue su maestro y lo ha detenido la guardia imperial por fraude fiscal. ¿Dimitir por menos de cinco imputaciones dices, con dos aforados asidos al Senatus Populusque Galacticus cual gato sobre bañera de agua congelante a lo Lnd_Calrissian? Aquí no hay quien dimita.
El joven Sith regala presagios al Rey. Son designios de un destino hipotético, una ucronía aún por parir: la que ansía ese Tyrion Lannister coletudo de intranspirable gris camisa norcoreana (de las que crían nidos axilares de golondrina). Y escapado de una realidad paralela, Frank Nicolás -el Castigador- empieza a soltar carnaza de la buena -la de veinte euros el kilo- en audio. Las heces vuelan y huelen: el aspersor reinicia sus ciclotimias una y otra vez hasta el salpique final, hasta que deje de sorprendernos como una película añil y repetida hasta la suciedad, hasta que podamos adelantar por la izquierda al texto del actor, doblándolo.
Son las cositas de nuestra España: el día que destapan los chanchullos de Pujol la policía detiene -casi sí, casi no- a Rato y los mismos que defienden a cuerpo gentil el no-cese de Chaves y Griñán imprecan ahora contra la presunción de inocencia del que otrora fuera rival de Rajoy a la presidencia de la Battlestar Galáctica. Noto la llamada del poder y la ira llega a mí. Llegó al fin el día en que los interrogatorios a políticos corruptos los practicaré yo: el Tío la Vara. Y habrá justicia, con jota mayúscula de jodido.
http://www.lavozdigital.es/opinion/201504/19/vara-20150419021033-vo.html

domingo, 12 de abril de 2015

CAMARÓN, MONTIEL - La Voz de Cádiz-ABC - 12-04-15




CAMARÓN, MONTIEL

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

Lo confieso: no he leído Camarón, vida y muerte del cante, esa biografía dopada de literatura que escribió Enrique Montiel en 1992 y que se extinguió como los dinosaurios años después. Digamos que apenas he ojeado sus páginas para admirar las fotografías que integra, como la de la primera entrevista que hiciera a Camarón para El Mirador de San Fernando un joven Montiel igualito a mi hermano Pablo. 




http://www.elguichidecarlos.com/alacena/lospaisanos/gentesdelaisla/unaentrevistaacamaron..HTML


Es una vieja querella: me la guardo, su lectura -como la de Calle Comedias o Mal de Piedra- para cuando mi padre falte. Soy un tipo raro, qué les voy a decir. Así me parió una gallega. Y sin haber leído ese libro de Camarón que fue traducido al braille, el 25 de agosto de 2008 adquirí por 80 euros su otra edición, la de bolsillo, en la librería Goulds Book Arcade, de Sidney (Australia). Inicié entonces una difícil misión: persuadir al autor de que ampliara y actualizara su obra camaronera.

 



Volaron siete años. Mañana lunes, 13 de abril, a las 20.00 horas, Ricardo Pachón y Paco Cepero presentarán en el Centro de Congresos de San Fernando la nueva edición ampliada -revisited, dicen en Sidney (Australia)- de Camarón,Vida y muerte del cante, de Enrique Montiel, editada por la Diputación Provincial de Cádiz. Mucho tiempo ha pasado desde que Pepe Oneto llamara por teléfono a su amigo y le pidiera que hilvanara la biografía de José Monge Cruz. Recuerdo aún las tardes del verano de 1992 en las que mi padre y yo rescatamos las letras de los cantes de Camarón de la Isla, armados con walkmans Sony, folios del galgo y bolígrafos Bic. Han transcurrido una Llave de oro del cante, un film desastroso y hasta una coproducción musical de Pachón y Montiel mostrando a un Camarón triunfante en la Venta de Vargas. 

 

A veces la vida da estas satisfacciones: unas bulerías que no son nazis, alegrías que sin ser tuyas se comparten como propias y te hacen inmensamente feliz. Y bajo el son quedo y vibrante del martinete saltas del tango de tu vida para acudir a la llamada de las seguiriyas de los grillos. Camarón, Montiel, mañana: otro fandango con lazos de sangre, que diría el poeta.

domingo, 5 de abril de 2015

BARRABASA - LA VOZ DE CÁDIZ-ABC - 5-04-2015

 


BARRABASA

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

La plazoleta de la Catedral de Cádiz estaba repleta de votantes de Podemos admirando el mecer compungido de La Buena Muerte. La mayoría hacía fotografías con sus móviles y las subía a internet o las remitía a sus compañeros de grupo de whatsapp, cruzándolas por los aires sin hilo del 4G con las fotos del penitente tumbado en la playa o los chistes de la saeta de Darth Vader. Alguno de ellos, pidiendo un kleenex para borrar la emoción, enseñaba a su cuñado el vídeo de los legionarios danzando alrededor de la anciana nonagenaria que llora de alegría. Es Semana Santa, amigos, un cóctel de sentimientos que nos devuelve a la niñez, a las torrijas de Lola Anaya, la recogida de Vera Cruz o al Pregón de mi padre, al que nunca asistí. Es parte de nosotros, incluso ese cachito nuestro que detestamos, la contradicción que intentamos disimular con rubor y desprecio, como si ¿quién ha sido? Yo no. 

 

Algo así ocurre en lo de la Guardia Civil. El día antes había leído un reportaje sobre el equipo que maneja el twitter de la Policía Nacional pero en este país que viste vírgenes y mata esposas el deporte nacional es cogérsela con papel de fumar, sobre todo los que no tienen nada que agarrarse. El picoletuit mostraba un rostro de hombre maltratado junto al de una mujer maltratada: no lleves la procesión por dentro, decía. ¡Sacrilegio! Vaya ataque a lo políticamente correcto. Qué falta de respeto a la señora maltratada, clamó el defensor de las minorías étnicas que pide sanidad total, universal y gratuita hasta para mi gato. Qué patinazo de los picoletos, añadió la que trapichea con tabaco de Gibraltar. 

 

Reconozco que me sorprendió. Que un cuerpo de seguridad del Estado pida justicia ante todo tipo de violencia implica que, por un lado, reconoce públicamente la existencia del maltrato de la Barrabasa al Cristo y, por otro lado, equipara jurídicamente la acción. No hay muertes de primera y de segunda. Sin embargo, el Sanedrín de género exigió una rectificación inmediata por tamaña falta de sensibilidad: ¡qué comparación más impertinente! Ahí fue cuando aparecieron el rubor y el desprecio. Pensaba que la Guardia Civil jamás retrocedía, pero ¿quién ha sido? Yo no. Estaba equivocado.