ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

sábado, 24 de enero de 2015

EL ROYAL RUMBLE - La Voz de Cádiz-ABC (25-01-2015)

 


EL ROYAL RUMBLE

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

Entre Luis Bárcenas y el pequeño Nicolás a alguno le está saliendo una hernia de hiato que ni con Almax. Justo la semana en que Susan-Tsú Díaz filtra su embarazo (reventando una entrevista en prime-time a Pedro Sánchez) y augura elecciones para el 22 de marzo (dejando en enaguas de la abuela a sus competidores) nos enteramos que Juan Carlos Monedero, número 3 de Podemos, ha facturado un pastizal con una empresa suya, sin trabajadores. No se nos cae otro mito porque nunca lo fue: las gafas de Monedero le dan un yenesecuá que remeda a Himmler, a malo de peli de Indiana Jones. Y encima a Pablo Iglesias (dicen que ha roto con la querellada Tania Sánchez) le sacan un artículo gran reserva de la hemeroteca privada de Marhuenda en el que insulta y desprecia al himno y la bandera españoles. Ecce homo, Paulus: como en las películas de gángsteres que tanto nos gustaban, el pasado siempre acaba volviendo a por ti. Y el pasado, hoy día, resta votos. 



Bárcenas y Nicolás iban a formar una interesante pareja de baile en el Royal Rumble en cuyo cuadrilátero se disponía a entrar Mariano Rajoy. ¿Se acuerdan de ese “todos contra todos” del Pressing Catch, que se hace cada año? No parecía estar muy preocupado: había tenido 19 mesazos para decidir qué contestaría a Luis ¿el cabrón? cuando pisara, fuerte y con garbo, la calle Génova, coincidiendo con la Convención del Partido Popular (qué curiosa la fecha de su salida de prisión). 




Los responsables de estrategia, marketing y comunicación de MR habían podido determinar los hitos, pasito a pasito: utilizarían a esa hembra ávida de poder que es la Díaz, fagocitadora de todo aquél que se opone a sus designios; atacarían a Podemos, que está siendo víctima de ese Juego de Tronos que tanto apasiona a su líder; ridiculizarían a Fran Nicolás, ese niño feucho y redicho que acude a los palcos de televisión y fútbol en calidad de imputado. Lo tenían todo previsto. Todo menos que apareciera en público José María Aznar e instara a Rajoy a ser fiel al ideario popular para no perder la Presidencia. Esa es la magia del Royal Rumble: tu aliado es quien te expulsa del ring.




sábado, 17 de enero de 2015

Y AQUÍ HAY QUE MAMAR - La Voz de Cádiz-ABC 20-01-2015


 

Y AQUÍ HAY QUE MAMAR

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

Arthur Plus anunció elecciones catalanas para septiembre con toda la intención; quería que se hablara de él en las cuartetas de enero. Ésa es la fuerza y grandeza de nuestro Carnaval de Cádiz, que marca los tiempos a los políticos hasta el punto de que Rajoy está esperando al día después de la chirigota del Selu para desvelar la fecha de los comicios generales, por aquello de que se hable poco del asunto. Susana Díaz está a verlas venir con los de IU-Podemos-Ganemos, que nunca me aclaro cuál es cuál: Alberto Garzón aguardando que actúe Juan Carlos Aragón para mandarle a Valderas -que es como el Yuyu pero sin gracejo- que vaya a hacer tipo-tipo a los campos de refugiados saharauis. Pedro Sánchez se equivoca de rotonda y no llega al Campus de la Universidad George Mason interpretando el papel de la delegada gaditana de Cultura: “fue el corrector, digo el GPS”, argumentó el líder socialista, cuando la verdad es que se despistó buscando en el móvil 4G la retransmisión de Mirian Peralta y Enrique Miranda, para no perderse al Cascana. Y nosotros apostando si en el Teatro Falla -donde últimamente se han producido asesinatos literarios- se mentará más a la Teo, a Pablemos o al Pequeño Nicolás. Como si hubiera duda: ganará el Charli por goleada, aunque no el Hebdo, sino el yerno que toda madre quiere para su Yeni: el imputado que ocupó un palco privado en el derbi madrileño de Copa. Pero sobre todos estos temas planea cual buitre Leonardo la imagen de Cádiz como capital del botellón sexual, que ha salido hasta en el telediario de la Uno. Organizan una excursión a la Sodoma y Gonorrea de la España del sur y nos sorprende e indigna. Poco debe saberse de los Saturnales y nada del Carnaval del Mardi Gras de Nueva Orleans, el de Venecia o el de Rio de Janeiro. La intrépida empresa Emycet insinúa que en Cádiz se achica y coyunda desde dieciocho euros y nos ponen cara a las tres de la tarde. No se ha enterado aún la España de Quevedo que esto es Cádiz y que aquí es tradición mamar. De todas las maneras posibles.



domingo, 11 de enero de 2015

POLÍTICAMENTE MUERTOS - La Voz de Cádiz-ABC 11-01-15



POLÍTICAMENTE MUERTOS

 

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

 

Se lo dije. Francia no hace presos. Me contestó que una agencia secreta los cogería antes para sacarles información y luego morirían. Acerté yo, aunque es probable que los asesinos de Charlie Hebdo no desearan ser interrogados y forzaran su muerte. En España, algunos se han atrevido a politizar el asunto, comparando el ácido humor de la publicación francesa con el criticado aneurisma que provoca El Jueves a alguno. Lo cierto es que las matanzas yihadistas, los Al-Qaeda o ISIS, no van a acabar. Cuando al fin salimos del gobierno del qué dirán, nos vemos instalados en el odioso buenismo, cercados por las lindes de lo políticamente correcto, y nos vemos abocados a la más terrible estulticia. Y a la destrucción. 

 

Si la matanza de París se hubiera producido en un diario español tengo claro que la policía hubiera sabido qué hacer. Luego aparecería la burocracia, ésa que tan bien representó Tim Burton en Pesadilla antes de navidad con el Alcalde, el funcionario electo incapaz de decidir. El escenario sería terrible: un par de asesinos yihadistas en un Covirán, escudados por varios rehenes, y las fuerzas de seguridad desplegadas en la puerta. El jefe de la operación dice que tienen que entrar ya y alguien le dice oye, cuidado, que han llamado del Observatorio de la Cultura Andalusí; antes de emplear la fuerza, manda al negociador, que además lo suministra el propio observatorio: un  P.A.S.P. (Psicólogo Andalusí Sobradamente Preparado). Cuando los terroristas han descerrajado un tiro al psicólogo desparramando su sabiduría andalusí por los suelos y parece que el asalto se va a producir por fin, una nueva llamada paraliza todo: el político de guardia, que sugiere dispararles a las rodillas. ¿Cómo dice? Hay que intentar no matar a nadie, que luego las asociaciones pro-vida nos crujen y nos llaman fascistas. Y hay elecciones. Oiga, así no hay quién trabaje. Luego querrán que saquemos los rehenes vivos y todo.

 

Y dentro, la parejita de asesinos, que ya ha pasado a los rehenes a cuchillo, monta que te monta una bomba con sus aliños y sus bastones. Si es que como en España no se asesina en ningún lado, se solazan, satisfechos, pensando en las huríes.


Foto: New Yorker

viernes, 9 de enero de 2015

COPLA DEL PEQUEÑO NICOLÁ

COPLA DEL PEQUEÑO NICOLÁS

Mi vecina se ha ennoviao con un chavá /
 que en Madriz ha ganado un dinerá/ 
la pobre se enamoró de su tupé / 
aunque lo que la volvía loca era su "pequeño Nicolá". / 

El nota era tan cobista y tan basilón / 
que a mi vecina le sacó un pastón /
Ella le pedía hacerse una foto /
Y él solo quería verle su toto.

Un día mi vecina se enfadó /
fue a comisaría y lo denunció al Ceneí/
“Señor agente, Nicolás ha abusado de mí”

Pero era tan fea la hija puta de mi vecina /
que la policía trincó al Nicolás /

y le dio una medalla al mérito civil.

martes, 6 de enero de 2015

LAICA NAVIDAD - La Voz de Cadiz-ABC 7-01-2015



LAICA NAVIDAD

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

Los seises de enero son días para el recuerdo en los que en vez de poner hojas de reclamaciones a nuestros familiares los andaluces pedimos tickets-regalo con cargo a nuestras sucias conciencias. Las navidades son como los Juegos Olímpicos helenos, una época subliminalmente suiza, el tiempo de la concordia y la tregua, una plaga de banderines blancos del alto el fuego. Y el fuego se reinicia hoy, siete de enero, con los padres incorporándose al trabajo un día antes que los niños a las aulas, retornando a las maldades naturales, nuestros complejos y celotipias, y a ese baño enriquecedor que se da la sociedad en los carnavales de Cádiz.

 

Al menos, cuando éramos niños meones que hurgábamos en las narices sin disimulo, el viernes siguiente a la incorporación escolar el tutor de turno nos dejaba llevar un juguete a clase para compartirlo con los del pupitre de al lado, rezando para que no nos lo rompieran. Y qué decir del maestro de lengua exigiéndonos una redacción sobre lo que nos habían traído los Reyes y lo que no. Era la educación adaptada a la realidad, que no debe ser algo erróneo. Los adultos hoy carecemos de eso. Todo lo más, el afortunado al que le han dejado en lo alto del sofá, sobre sus babuchas de paño, un Smart-watch o un teclado solar inalámbrico puede vacilar a los colegas en el hogar del pensionista o en la oficina. Son rastros delebles, aplicables tanto a Apple como a Android, que seguro todos hemos muñido, incluso los que salen en las listas iniciales de Podemos. 

 

La navidad laica nos llega con la madurez tardía, esa que aparece a los nuevos treinta cuando nuestros ideales revolucionarios se han esfumado tras pagar más de quinientas letras de la hipoteca. Miramos con cierta simpatía y un poco de desconfianza a los republicanos que se hacen regalos en Reyes, a los católicos que se obsequian por Papá Noel, al pueblo alzado en armas que se lanza en palomita a la búsqueda del caramelo perdido. 

 

Hoy, siete de enero, acaba la tregua. Vuelve la hijoputez, que ya la empezábamos a echar de menos. Vuelven el miserere indignado, la impudicia bancaria, la socialdemocracia de opereta y marketing 2.0 y hasta empiezan ya algunos a sacarle brillo a escupitajos a los incensarios. La España de mandanga y mangoleta lanza el dado, mueve ficha y come diez, avanzando en el parchís de la calenda est Carthago. Guardemos pues, todos, un minuto de silencio por la Laica Navidad que acaba de morir, dejándonos sólo el ingrato recuerdo de los que partieron con el frío y nos abandonaron a la esperanza siempre verde de que la primavera llegue rápida.