ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

domingo, 28 de junio de 2015

EL EDILFLAUTA




EL EDILFLAUTA
Montiel de Arnáiz

Cuando se apagó la tenue luz del patio de butacas del Gran Teatro Falla y se alzó el telón oscurecido hasta el ocre por el paso de las malas chirigotas, el público crepitó en silencio, mudando la voz en honda respiración. Allí se plantó (plantaron) con cierta chulería Los imprescindibles, una comparsa de mitad arriba de la tabla de clasificación, algo así como el Atleti del Concurso Oficial de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz. Teófila Martínez no había acudido aquella noche lluviosa de enero al palco municipal con lo que las ácidas pullas de la comparsa de Jesús Bienvenido vagaron por el aire, deambulando por entre las plateas sin encontrar otro destino que los amplios pulmones de María la Yerbabuena. Uno de esos imprescindibles era José María González, profesor sin profesar, liberado sindical de USTEA y pareja de Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía. Junto con esos dardos pendientes de impacto que revoloteaban por el Falla un sentimiento eléctrico envolvía el teatro de ideas revolucionarias e injusticias denunciadas. Recuerdo que pensé y lo escribí: si las elecciones se hicieran en el concurso Teófila perdería; no me percaté de que Cádiz ya fue en su día poco más que un teatro y un oratorio.

Digamos que José María era Kichi ya entonces, sin serlo. Uno mas de los miles de gaditanos que cantan a su tierra cada año, Kichi era Kichi para algunos, sin atribución de notoriedad; no era aún el Kichi de Cádiz, alcalde anticapitalista que intenta paralizar desahucios judiciales, el personaje que acude, mochila a la espalda, a dialogar con la policía nacional. No estuve en Benjumeda, 35 y por tanto no oí lo que allí se dijo pero la imaginación es rauda y fértil, conecta por bluetooth con la vista y plantea diálogos literarios entre el agente de la autoridad que pide identificación al alcalde de Cádiz que, aliñadamente desaliñado, le dice si no sabe con quién está hablando y el otro, que es de Loreto le responde: A la orden, Kichi, que estuvimos juntos cantando en la comparsa, ¿no recuerdas? Y José María pide al madero que pare el desahucio y el madero dice que más madera y empiezan a volar concejales en el legítimo ejercicio de su derecho municipal a la resistencia pasiva y un fotógrafo -mas profesional que ideólogo- capta la imagen instantánea de un edilflauta con Campers siendo desalojado en protesta ajena.

Luego, pudo verse a la familia desahuciada por el imperio de la ley, esa vieja letanía del lex dura sed lex, arrojada a los brazos imprescindibles de su alcalde emocionado, quien no se da cuenta de que ha tomado partido allá donde solo debe reinar la mano del juez, y Kichi, con ojos grises, toma conciencia entonces de la primera ruptura de su exiguo programa electoral: Veinte años después, ante el pelotón de fusilamiento mediático, José María González descubrió un buen día que en Cádiz seguía habiendo desahucios. 

Aquella noche lluviosa en la que Teófila faltó a su cita con la invectiva fallera se gestó un tiempo nuevo de esperanzas y miedos. Kichi miró a la oscuridad que le ofrecía el opaco espejo del patio de butacas y ésta devolvió la mirada al joven Arturo que esgrimía la espada Excalibur, poderosa mas por poseer nombre que por la nobleza de quien la saca de la piedra. Aquél fue el día en que nació el alcalde a la carta, el que presta candor a cada gaditano en apuros, quien ve la belleza de la injusticia en cada detalle, el edil devenido en Kichi, el que algún día habrá de comprender que gobernar una ciudad capital es levemente distinto a lo que venía predicando entre sus círculos y que, lamentable e indefectiblemente, será fagocitado al grito de Barrabás, Barrabás, cuando le falten manos que regalar y abrazos que ofrecer y el invariable paso del tiempo lo convierta en un sueño prescindible de ese solsticio veraniego que cada año preludia el florecimiento de coplas en el concurso del Gran Teatro Falla.

martes, 23 de junio de 2015

BARRIO NEGRO - Simenon

Hacer caso a tu padre aunque él no te lo haga a ti tiene sus ventajas.


domingo, 21 de junio de 2015

CABALLO DE TROYA - La Voz de Cádiz-ABC 21/06/2015



@montieldearnaiz

Me digo: Enrique, sé paciente, dales una oportunidad que todos son, hemos, han sido jóvenes y la juventud carga de dinamita la sangre y de pulsiones los pensares, y me digo, si acaban de amerizar: piden cien días de cortesía y pienso, qué cien, démosles 365 días, de afecto, esperanza y morfosintáxis, por razones que tienen nombres (Lalo Medina, Eulogio García Romero, Isidro Jiménez, J.G. Mesa).

Hasta me descubro simpatizante de Teresa y Kichi, que sí, que se ve a leguas que les cambiaron los temarios mientras sus años de liberados sindicales y que van a tener que estudiar ahora, mucho, otra vez, y rodearse de asesores que cobren poquito y rindan muchito, pero me da igual. Y entonces veo o no veo la bandera de España a la orilla del cielo de Cádiz, los imperativos legales hasta que cambien la Constitución en la que se caga el que la jura y la pleitesía al líder Iglesias. Observo cómo se ciscan en esta dictadura democrática y recitan a Lorca por las calles de Manhattan - «hay que cambiar el sistema desde dentro»- y me vienen al recuerdo los sans-culottes, los reyes trinchados por guillotinas veloces, los antidisturbios flamígeros, la sonrisa triste de Irene Villa, las tetas al aire de quien intolera -ahora y en el 36-, el padre de Marta reconviniendo a la jueza alcaldesa por la crueldad de sus cachorros, y me digo: oye, Enrique, son tuits de hace años.

Quizás en esa época eran unos hijos de puta y ya no, puede que la responsabilidad y el amor los amanse, que les seque el ansia de sangre, que los buenos líderes velen por todos como dicen que van a hacer, y me digo: sé paciente, dales cuartel, que en todos los rebaños hay ovejas de dos colores y al final el sistema las depura y acaban acompañando a la hogaza de pan y a la salsa en el plato, que puede que no tengamos que recitar a Brecht y todo vaya a mejor y así, me digo: Enrique, no tienes prueba indiciaria de que que los antisistema se hayan infiltrado en el sistema, de que nos hayan colado un caballo de Troya mayúsculo. Y aunque no quiero, me digo: no ni ná.

miércoles, 17 de junio de 2015

PRESENTACIÓN DE DEMONALIA EN LIBRERÍA GIGAMESH DE BARCELONA - SÁBADO 20 JUNIO, 12.00 HORAS.



Demonalia es la reunión de veinticinco escritores y dieciocho dibujantes en torno a la figura mitológica del diablo. No es un aquelarre, es una reunión con la única función de ayudar de una manera absolutamente desinteresada a la asociación AFIN (Asociación de Familiares para la Integración de Niños con Diversidad Funcional “Carlos Pita”). El esfuerzo de un grupo de artistas que dejan detrás sus nombres para prestárselo a estos niños que luchan cada día por la integración real. “Diablo” se denomina en hebreo a “Satán”, que significa “el que divide”. En el caso de esta antología el diablo no solo no divide, sino que une para conformar una de esas obras literarias que se hacen necesarias tanto por el contenido como por el fin al que se destina. No olvidemos que el ángel caído era el más bello y fue desterrado a los infiernos por desafiar el poder de Dios. Ni qué decir tiene que Demonalia brilla por el talento de los escritores y por la brillantez de los ilustradores, pero, sobre todo, pretende iluminar una zona oscura del Averno en la que muchos viven: la indiferencia. Colaboradores de «Demonalia» RELATOS: 1- Charla con el diablo - Tony Jiménez 2- El gran poder - Deborah F. Muñoz 3- Incubus - Montiel de Arnáiz 4- La lágrima del samurái - Sergio Fernández 5- La luz del diablo - Roberto Malo 6- Crossroad blues - Alex Puerta 7- Sucubus in musica - So Blonde 8- Octava planta a la derecha - Roberto Garcia Cela 9- El bostezo - Pepa Mayo 10- Rozando la oscuridad - Liliana Galvanny 11- Yo soy Roger Serpent - Alicia Pérez Gil 12- El mejor oculista del mundo - Israel Alonso 13- Mousse de materia oscura - Aniel Dominic 14- UlFhur - Javier Arnau 15- El principio del fin - Sarah Degel 16- El soldado de plomo - Rain Cross 17- El sombrerón - Juan Carlos Mato 18- Un pacto por amor - Enrique García Díaz 19- Ora pro nobis, Samael - David Arrabal 20- Deliciosa envidia - Maialen Alonso 21- No tardes, te esperamos - Jarch 22- El Hotel Protervo - Chabi Angulo 23- Oscuro placer - Amy García DŽCrosszeria 24- El pacto - Javier y Carlos Arnau 25- Es hora de comer - Inmaculada Ruiz ILUSTRACIONES: Portada: CalaveraDiablo Interior: Kike Alapont Carlos López Ivan Ruiz Solís Agarwen Ioannes Ensis Melissa Sant Mizu Nana Bid Love Macabre Daniel Medina Ramos Dagam World

RESEÑA DE DEMONALIA:

martes, 9 de junio de 2015

ME COMO LA DAMA - LA VOZ DE CÁDIZ-ABC - 7-06-15



ME COMO LA DAMA
Montiel de Arnáiz

El domingo que viene seré alcalde o quizás no y tenga que dedicarme a lo que me dedicaba o no me dedicaba antes de intentar ser alcalde. El destino tiene estas cosas. Como si no fuera complicado superar los obstáculos –y por obstáculos léanse trepas y apuñaladores, primarias y ejecutivas locales, provinciales y transiderales– tras obtener un meritorio resultado en las elecciones, ahora no puedo gobernar. Tengo que pactar. Y eso que a mí lo de pactar, pactar, se me ha dado siempre mal. Yo soy más de imponer mi criterio –el imperio de la persona–, del aquí están mis cojones en lo alto de la mesa, del cómete mi auctoritas y, si no te gusta, chúpame la potestas, de engatusarte o apretarte para conseguir lo que quería, de mentar la democracia sin hablar de líneas rojas.
Yo que no he pactado en mi vida ni cuando me sabía perdedor me encuentro ahora con todo el mundo montado en mi chepa, estudiando mis movimientos –peón ocho dama– como si fuera Karpov o Kasparov: tic-tac-tic-tac: me como la dama. Es de demócratas, dicen, eso de pactar, y yo pienso que lo que es, es de berzotas, de mendigos, de embusteros, de masconatos (una palabra preciosa que revive mi infancia: «¡no se vale, masconato!»). Con lo satisfactorio que es dar un abrazo del oso –pero de oso siberiano, del Natura, oiga–, notar partirse democráticamente los huesecitos y sentir que el aliento del coaligado va aminorando hasta apagarse cual cerillo en el fondo de una tumba. ¡Cómo echo de menos esa sensación! Cualquiera hoy sabe dar abrazos de oso, colmillo profident y zarpa lacada. Los amigos sólo valen ya si son útiles y si no lo son se les bloquea en Twitter y a pastar. Su relevancia caduca al depositar el voto en el féretro, después para qué se les va a saludar siquiera. Ni osos, ni amigos, ni pactos; lo único que yo quiero es ser alcalde, gobernar con mayoría suficiente y hacer luego lo que me dé la gana, como todos. Esa es la democracia buena pura de oliva cinco jotas, la verdadera. La del mejor alcalde de Fuenteovejuna, el Rey. La del tic-tac-tic-tac: me como la dama.

lunes, 8 de junio de 2015

SUSANA DÍAZ: OCHENTA DÍAS DE TIGRESA



No sé exactamente los motivos por los que Susana Díaz decidió adelantar las elecciones a la Presidencia de la Junta de Andalucía. Desconozco si fue para atajar una recuperación del PP andaluz, con un candidato recién nombrado, o para evitar el auge de Podemos o Ciudadanos, o si fue por sus discusiones internas con la dirección nacional del partido, o para evitar una imputación masiva de altos cargos y ex presidentes de la Junta por parte de la Justicia, o porque no le cuadrara "demasiado" embarazada. Lo cierto es que parece que se equivocó en sus cálculos.

Ochenta días después, la presidenta en funciones de la Junta se enfrenta a la última ronda de negociaciones con los líderes rivales, que parecen estar haciéndole pagar la soberbia con la que se ha movido desde la ruptura con IU, su socio de gobierno. La imposición de líneas rojas está asfixiando a la trianera y su gobierno en funciones, dejando a la CCAA casi tres meses sin un gobierno estable, que decía, era lo que propiciaba al convocar elecciones.

Anuncia ahora la UDEF la detención de 100 cargos de la Junta por la operación Edu en varias provincias andaluzas entre las que están Sevilla, Málaga y Cádiz, el eje del curso de formación irregular. Y lo anuncia en la peor semana, en el peor momento, en la semana en que Susana podría haber firmado el pacto o acuerdo anticorrupción para obtener el apoyo de Ciudadanos o Podemos, que ahora no van a querer hacer nada por miedo a que la tiña les fuera contagiada. 

Valientemente, Susana afirma que si no hay acuerdo, si los partidos no actúan con responsabilidad (imagino que responsabilidad es dejar gobernar a la lista más votada; "oído cocina" dice Teófila Martínez) convocará nuevas elecciones y que sea lo que Dios quiera. Esta decisión tendrá incierto resultado: el PP va subiendo, Ciudadanos y Podemos están más arraigados, el PSOE se verá fracturado. ¿Le pedirán la dimisión a Susana Díaz? Jamás entregará la cuchara, eso lo tengo claro. Ni aunque haya costado el adelanto electoral doce millones de euros. Ni aunque el nuevo, tras ochenta días de zozobra, cueste otros doce millones más. Mejor -dirá alguno- que se gasten en democracia efectiva antes que en subvencionar a empresas interpuestas por la organización de cursos que jamás se realizaron. Por ejemplo.

Pero a ella le da lo mismo. No olvidemos que,no hay nada más mortífero y peligroso que una tigresa encinta que ha de proteger a su cría, aunque lo que no tengo claro es quién es la cría aquí.