ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

domingo, 27 de noviembre de 2011

Violencia de Sexo (La Voz 27/11/2011)

El 24 de noviembre acudí al Curso de Violencia sobre la Mujer, organizado por el Colegio de Abogados de Jerez en la Escuela de Hostelería, donde intervino el ínclito abogado Alberto Escudier como ponente. Estuvo ágil y brillante, con buen tono, como la mayoría de los participantes. Todos coincidimos en que la Ley Orgánica 1/2004, de Medidas de protección integral contra la Violencia de Género, merece un repasito de más o menos consideración. La Magistrada del Juzgado de Violencia Doméstica de Cádiz, Carmen Fornel, expuso que, ante la denuncia de la mujer a su marido, pareja o ex, se archivaban en instrucción muchas causas. Y más sentencias absolutorias aún se daban en los Juzgados de lo Penal. Al terminar su clarísima y honrada exposición no pude evitar pedir el micrófono y lanzarle una pregunta taimada: ¿Qué porcentaje existe, a la vista de tanto sobreseimiento y absolución de hombres en estos pleitos, de apertura de procedimientos judiciales contra las mujeres por denuncia falsa? Su Señoría se incomodó pero respondió con idéntica honradez: El mínimo. Un silencio cómplice se apoderó de la sala y se dio por terminado el turno de preguntas. Escudier estaba sentado detrás de mí; no lo había visto. Al cruzarnos, me dijo -después de amenazarme con el premio que obtendría si le hacía la más mínima pregunta- que yo era digno defensor del Juez Serrano.
Precisamente el día 29 -le contesté a Alberto, que tras su exposición es ya Don Alberto- se ofrece una cena homenaje al Juez Serrano, en el Hotel Inglaterra de Sevilla, por parte de la Plataforma Ciudadana por la Igualdad. El ágape será presentado por Carlos Herrera, quién al parecer será escoltado por el Juez Calatayud y Jesús Quintero. Yo acudiré a esa cena como muestra de solidaridad con el suspendido juez y como apoyo a esa Plataforma que se niega a someterse a la legislación ideológica; la que busca encontrar el voto antes que la Justicia.
El Juez de Juzgado de Familia de Sevilla, Francisco Serrano, ha sido objeto de numerosas críticas del mundillo feminista por sus opiniones y resoluciones al respecto de una legislación, la de violencia de género, que, hablando en plata, discrimina a quien tenga pene. Serrano ha puesto en peligro su estabilidad personal, familiar y económica por respeto al principio de igualdad constitucional; esa igualdad que es miccionada al enfrentarla con la legislación contra esa violencia que hace que a Pérez-Reverte le duelan los higadillos cuando escucha que la llaman «de género» en vez de «de sexo», y que yo creo debería derogarse y ser sustituida por una auténtica regulación armonizada de violencia en el ámbito familiar, que mire igual al miembro que a la miembra o al miembrito. Porque en derecho penal no puede ni debe aplicarse la discriminación positiva ya que provoca una mayor desigualdad. Y lo digo con todo el respeto y objetividad que puedo, siendo jurisperito y teniendo aún pene. Denny Crane.

domingo, 20 de noviembre de 2011

CUANDO LEAN ESTO... (La Voz 20-11-11)

CUANDO LEAN ESTO…

Ya habré votado. Es lo que tienen los niños, que entre semana amanecen pegados a las sábanas con superglú extra y los findes son lanzados a la vida a las eight o´clock con muelles pikolín (Sospecho: quizá sean estómagos agradecidos de los partidos políticos y les exigen pagar la dávida del cheque-bebé de antaño -ese antaño tan lejano, en que la sonrisa era profidén extra, como el superglú- despertando a sus madres, sus presuntos padres y al vecino de al lado que escucha el papá tengo hambre, quiero biberón y churros y me duele el corazón -no la barriguita, mi niña es muy caústica- porque no he comido). Uno escucha eso, hace de vientre, enchufa el microondas y sale a votar casi sin revisar lo que hay dentro del sobre, menos un recién matrimonio amigo mío (pongámosle por nombres simulados Mateos y Valeria) que aún siendo recién casados son viejos casados. La razón, les han propuesto a ambos ser candidatos a la alcaldía de su pueblo, dentro de cuatro años. Él, por el PSOE y ella, por el PP. Alucinante y verídico, verídico, que decía una señora el otro día en una joyería a mi vera. Mis amigos, presuntos futuros alcaldables, se levantarán a las doce –aún no tienen a Enriquito, de profesión nasciturus- y revisarán sus sobres para comprobar que el otro, aprovechando el post-coito, no haya cambiado la papeleta del interior por la de su partido. Ya quisiera yo ser reportero de las comisiones informativas pre-plenarias de ese ayuntamiento.

Habré votado yo, y habrán votado Ana Pastor 1 y Ana Pastor 2 (les dejo enumerar a su gusto). Lo pienso y lo digo: Ojalá (1) el 20N-2012 la joven periodista de TVE siga siendo periodista de TVE, aunque un año menos joven. Ojalá (2) el Gobierno Popular entrante (¡Hala, ya les he desvelado el final de la película!) se dedique a pelear la prima de riesgo, crear empleo como descosidos y pintarle –otro- bigote a la Merkel y no se ponga a saldar cuentas pendientes. Ojalá (3) no entremos en otro período de “memoria histórica”. Y ojalá (4) también la valiente Ana Pastor demuestre esa independencia que ha defendido y sepa tratar con idéntico rigor al otro lado del Cantábrico a los astures que a los íberos.

Sólo me queda decirles que si yo me he levantado –críos mediante- para ir a votar, ustedes pueden hacerlo también. Les aconsejo que ejerzan su derecho al sufragio, siempre que no lo tengan suspendido por resolución judicial, y acudan a su colegio electoral a apoyar a su partido, a castigar a su enemigo, a blanquear las urnas o a lo que les motive, pero no consientan en que por culpa de la lluvia (¡Hala, ya les he desvelado el final de la película!) no sepamos realmente lo que el pueblo soberano ha querido. Y si no confía en los políticos y va a votar nulo, hágalo con arte: vote Montiel.

Enrique Montiel de Arnáiz

sábado, 12 de noviembre de 2011

LA NORIA (La Voz 13-11-11)


LA NORIA

El debate del 7N fue plúmbeo, como pudieron comprobar. Aparte de Mariano Rajoy llamando al candidato socialista “Rodríguez Rubalcaba” con una forzada impostura, de Rubalcaba interrogando a su oponente inquisitorialmente y de la anexión de Cazalla por la provincia de Cádiz (no descubierta por su Diputado). Aparte de todo eso, fue de un aburrimiento supino. Pero la culpa no es de ellos ni de Campo Vidal, quién por cierto, ha sido objeto de infinidad de críticas por su intervención: la culpa es de la competencia, del llamado “Periodismo del Corazón”.

Qué nos van a transmitir estos dos líderes correctos y cincuentones cuando estamos acostumbrados a artistas del coloquio, el debate y la descalificación como, entre otros, los conocidos Belén Esteban, Kiko Hernández o Coto Matamoros. Estos profesionales del atajo, la burla, la ironía y la invectiva, llevan la interpelación a escalas inalcanzables para personajes vacuos y tristones como son un Registrador de la Propiedad o un Doctor en Ciencias Químicas.

El listón estaba muy alto y por eso a la gente le ha parecido descafeinado el debate y se han fijado en el tinte del líder popular o la corbata del socialista, y, al acabar, rápidamente empezaron a buscar, mando en ristre, una auténtica dosis de contertulio peligroso por entre los mares de la TDT, donde navegan Sálvame Deluxe o La Noria. Éste último programa ha sufrido recientemente un grave varapalo con el que quizá no contaba: el abandono de más de veinte de sus patrocinadores como consecuencia de que, al parecer, su productora abonó 10.000 € a la madre del criminal conocido como el Cuco, condenado por el caso de Marta del Castillo. Un movimiento de repulsa, quizás amparado por la propia competencia del programa, que ha bombardeado la falta de ética de los responsables de La Noria, que financian a los condenados y les dan publicidad, introduciéndolos en el circo mediático. El espacio de Jordi González habrá aumentado su “share” y posiblemente sea yo el único español que jamás ha visto una de sus emisiones, pero el precio a pagar va a ser alto: se rumorea la próxima cancelación del programa.

Pero el problema se detrae de nuestra propia indefinición. Estoy de acuerdo con el también profesional del desprecio verbal, Evaristo Mejide, en su cuenta de Twitter: “Cómo harán para aplaudir la retirada de marcas de un programa y a la vez sostener el mando a distancia con el que lo convierten en líder...”. Tiene toda la razón el publicista catalán, enfant terrible y fustigador de la mediocridad, actor de sí mismo. Mientras la ausencia de carisma, profesionalidad, arte y competencia sean tan notorios, mientras la gente se siente cada noche delante del televisor a ver ordinarieces, desafueros, maltratos verbales y a chulos y bienpagadas, los debates entre Rajoy y Rubalcaba serán tan tediosos que habremos de retirar nuestra publicidad de sus campañas electorales y publicar la noticia en el tablón de anuncios de nuestro portal comunitario, junto al listado de morosos.

Enrique Montiel de Arnáiz

domingo, 6 de noviembre de 2011

LA VIUDA Y LOS CABRONES (La Voz - 6-11-11)


LA VIUDA Y LOS CABRONES

Con Adoración Zubeldia ocurre como con el hombre de Tiananmen, parando una columna de tanques, cargado con dos bolsas o el anciano general Gutiérrez Mellado, resistiéndose a caer al suelo zancadilleado por el cobarde coronel Tejero, en el golpe del 23F. Que se me erizan los vellos de la nuca y me siento orgulloso de su valentía. Hace unos meses, en un viaje en coche, puse “Rehab”, de Amy Winehouse, diciendo a mi esposa que aprovecháramos antes de que muriera. Fue premonitorio. Hoy, habiéndonos dejado ya, su sustituta, la poderosa Adele del “Rolling in the Deep” se retira temporalmente por problemas médicos en sus cuerdas vocales, que el otro día me enteré que son cuatro. Como aquel día, antes de que nos abandone su impetuosa voz de otra época en cuerpo de otra época, tengo el citado tema de fondo en repeat y no puedo imaginar otra banda sonora más apropiada para las bellas imágenes de Adoración Zubeldia mirando a los ojos a los cabrones que murieron a su esposo.

La viuda de José Javier Múgica, concejal de UPN, asesinado por el comando etarra, el día del –primer- juicio declaró protegida por un biombo. Su testimonio fue espeluznante. Tanto, que provocó el indebido comentario de la magistrada Ángela Murillo al ver las risitas de Txapote y sus cabrónidos. Una torpeza humana que ha forzado la renuncia de la juez de la Audiencia Nacional, para evitar que la defensa de los etarras pidiese la nulidad del juicio por parcialidad de la juzgadora. Formado nuevo tribunal, había que repetir el juicio y parecía que Zubeldia declararía por videoconferencia pero, sorprendentemente, el día D, a la hora H, estaba allí.

“Rolling in the Deep” comienza diciendo: “There's a fire starting in my heart/ Reaching a fever pitch/ it's bringing me out the dark/ Finally I can see you crystal clear (Hay un fuego prendiendo en mi corazón, alcanzando el rojo vivo, sacándome de la oscuridad. Finalmente puedo verte con claridad)”. Con el pelo corto, el rostro triste y una camisa morada de rayas, Zubeldia pidió ver “a esos chicos”. El fuego rojo vivo inyectado en sus ojos, esa mirada desafiante y acusadora de plañidera en busca de venganza, de esposa sin marido, de madre tal como la que hemos tenido todos, saliendo de la oscuridad, atravesando con la mirada severa y sin lágrimas el alma de los que le arrebataron media vida, memorizando sus rostros que hoy no tienen expresión divertida y bajan la barbilla y miran al suelo, al limbo, al futuro que les espera pudriéndose en una cárcel, lejos, muy lejos, del apoyo de sus amigos y familiares.

Esas muestras de valor, entereza y humanidad, merecen estas pocas líneas que no creo lleguen a ser leídas ni por la viuda ni por los cabrones pero eran imprescindibles. Tanto como que escuchen la canción de Adele que les recomiendo y vuelvan a leerse el artículo a su compás.

Enrique Montiel de Arnáiz