Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

EL CANELO FANTASMA

El perro ladró con un ladrido nervioso que taladraba la mente de Alfred. No era el primer perro que había sufrido su ira, ya fuera con la certera acción del lanzamiento de zapatilla o con un grito iracundo que lo había espantado. Afuera de la casa, el animal daba el máximo a base de ladridos y ladridos que hacían que el horroroso dolor de cabeza pasase a convertirlo en homicida. Cogió un cuchillo de cocina y se dirigió al rellano de la casa, empuñándolo cual experto sicario. Al abrir la puerta, el perro no estaba. De hecho, un estruendoso silencio le inundaba los oídos. No se movía un coche, ni una moto, ningún niño saltaba a la comba o celebraba sus goles en la portería imaginaria que existía entre los dos árboles del vecino. Alfred se giró y volvió a entrar en la casa. En cuanto se sentó en el sofá orejero los aullidos del perro volvieron a aparecer. Salió corriendo a la puerta y para su sorpresa comprobó que allí fuera reinaba la misma tranquilidad que antes. Era una noche inamovi…

ASALTO A BARCENA´S HOUSE

Llegó a la puerta. El traje le picaba, sobre todo el molesto alzacuellos, rígido e inmaculado. La oxidada pistola le molestaba en el bolsillo interior de su chaqueta. Tomó aire y pulsó el timbre. Un leve murmullo de pasos aproximándose a la entrada lo puso en guardia.

- ¿Qué desea?, se escuchó desde el otro lado del portón.
- Soy el Padre González, vengo de instituciones penitenciarias.
- Un momento, le abro.

En cuanto la puerta comenzó a dibujar un haz de luz le dio un fuerte empujón y la lanzó de espaldas. Al caer, un chorro de sangre salió de su frente, casualmente al chocar con la mesilla de la recepción.

Una señora pulcra, y bien vestida salió al recibidor y, detrás, asomó la cabeza un joven. Le gritó que qué hacía, que iba a llamar a la policía.

El disfrazado de sacerdote metió su mano en el bolsillo interior de su chaqueta Dustin negra y sacó el arma, encañonando a la mujer, su hijo y la asistenta, que aún estaba tendida en el suelo.

- ¡Me vais a dar ahora mismo el pen-drive de…

CARBURES

Lo mejor de la velada de los IX Premios de La Voz de Cádiz celebrada en el Teatro de las Cortes de la Isla de León fue, aparte del cante sin acompañamiento de “Cai” por la premiadamente genial Niña Pastori, el otorgamiento de la distinción “Empresa” a la mercantil Carbures. La mercantil, germen universitario gaditano, se ha implantado en EEUU y Asia y va a abrir una nueva fábrica en la Zona Franca gaditana. Sus responsables supieron contestar al presentador, Ángel Expósito, con una claridad meridiana. Emprendedores gaditanos que aquí reciben un préstamo y en América un crédito. La diferencia de concepciones es clara, conllevando irrevocablemente a los #emperdedores, que decía Antonio Romero-Haupold.