ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

lunes, 27 de diciembre de 2010

MIGUEL VÉLEZ



Muchos sábados le enviaba mi artículo del domingo para que me diera su opinión o, simplemente, porque suponía que le iba a gustar. Hoy, 25 de diciembre, decidí no hacerlo, quería que lo leyera mañana en su edición normal. Poco d ...espués de mandarlo por mail recibí llamada de Lola Garzón, directora de la asociación de enfermos de Parkinson, y me rompió el corazón. Estaba afectada, llorando, con la rabia que da no entender por qué se marcha alguien bueno de verdad. Como lo era Miguel.

Conocí a Miguel Vicente Vélez Ramos a principios de los 90, cuando se presentó como el profesor de Historia de mi clase de 3º de B.U.P. Congeniamos más allá de la relación entre tutor y alumno porque a ambos nos unía el fervor por el mundo del cómic y el dibujo. Pasados los años, habíamos mantenido nuestra amistad y siempre hacíamos por vernos, aunque fuera sólo para dar una vuelta por las tiendas especializadas de cómics de Cádiz o tomar una empanada en los Gallegos. En el primero de estos sitios me dijo que se sentía solo y triste. Por una de sus cabezonadas habituales llevaba varios meses enfadado con su novia de toda la vida, Carolina, que le había dicho que se quería casar ya. “Yo me casaré cuando quiera, no cuando ella diga”, repetía. Recuerdo que le pregunté si la amaba y me dijo que sí. Pues déjate de tonterías, le respondí. Un año después, estaba casado y poco después nacería Miguelito, su primogénito.

Acababa yo de abrir mi despacho y un día, tras enseñarle los apenas 30 m2 en que se resumía, fuimos a tomarnos una tapa al bar “Los Gallegos” y lo vi con un hilillo de voz y la mano temblequeante. No sabía cómo sugerirle que se hiciese la prueba del Parkinson. Me dijo que se preocupó porque era la segunda persona que se lo decía. La otra, su hermano Marcos, que trabajaba en París. Tras el diagnóstico positivo de la cruel enfermedad, Miguel, que no tenía ni treinta y cinco años, sufrió diversos altibajos. Se agarró a su familia, al I.N.B. Isla de León en donde daba clases, a la ayuda a los “ladrones de panderetas”, como llamaba a los que compartían con él su enfermedad.

A resultas de la misma, pese a tener una mente lúcida y una preparación fuera de todo orden, la Junta de Andalucía lo mandó a su casa, le impidió trabajar. Le ofrecí hacerle el recurso, pero decidió afrontar su sino. Era una persona de carácter, amante de Lobezno y el Ché Guevara, volcado en las nuevas tecnologías, las redes sociales y en las asociaciones creadas frente al Parkinson. Hoy, en la lejanía de las Tierras de Barros, quiero estar él, con Carolina, con todos los alumnos y amigos que lo queríamos. Y por supuesto, le enviaré este artículo a su dirección de correo mvramos2@hotmail.com, para que pueda leerlo. Ya está. Descansa en paz. No te olvidaré nunca.

domingo, 19 de diciembre de 2010

UNO DE LOS MEJORES GOLES DE LA HISTORIA, CREO


EL HARA KIRI (La Voz 19-12-10)

EL HARA-KIRI

El cielo engrisecía las nubes y anunciaba las próximas lluvias que caldearán la temperatura. Una hilera de vehículos aparcados –había numerosas comidas navideñas en los restaurantes del muelle- obligaba a dejar el coche en la lejanía, casi a la orilla del mar, sobre un manchón arenoso plagado de huellas de neumáticos. Hacía frío, mucho de ese frío polar que hiela el aliento y los corazones. Embozado en una bufanda entró al restaurante bufando. Se sentó lejos pero, luego, en la barra, nos pusimos a charlar. Él whiskey, yo ron. Lleva años vinculado a un partido político que empieza por Pé y termina por Soe. Me pareció descorazonado, inerte. Lo miro y le pregunto con maldad: “¿quién crees que irá de candidato a la presidencia, Rubalcaba o Bono?”. Exhala y suspira. Me responde: “Ojalá vuelva a presentarse el muchacho”. El muchacho es Zapatero, claro está. Continúa su análisis, sabedor de que luego haré el mío, y dice que si se creara el candidato perfecto a la presidencia, perdería igualmente, con lo que lo mejor es no quemar a nadie más. “Que se presente, que pierda –es imposible remontar esto- y entre otra gente; sólo queda rezar que Rajoy no saque mayoría absoluta”.

Abro el envoltorio de un bombón de chocolate relleno de chocolate, relleno de chocolate. Sigue hablando: “España no está preparada para otro tipo de candidato”. Le interrumpo: “¿Una que hable en catalán?”. Me dice sí pero le han hecho un lavado español de imagen le digo ya pero ni los propios militares la quieren. Asentimos mutuamente. Reflexiono sin darme cuenta que lo hago en voz alta: ZP ha regalado dinero a los padres fomentando la natalidad para luego dejarlos en la estacada, ha dado infinitas aportaciones al subsidio por desempleo y el beneficio de la deducción de los 400 €, ha atacado a las rentas altas, ha castigado las nóminas de los funcionarios, ha usado el ejército –o quizás fue Rubalcaba- para regular un conflicto laboral y, ahora, por si pensábamos que se había olvidado, ha decidido aumentar en dos años la edad de jubilación, tal y como ya advirtió en el pasado.

El compañero me mira y se encoge de hombros. Es socialista pero no comulga con ruedas de molino. “Lo dicho, que se vuelva a presentar, así no quemará a nadie más”. Afuera, apenas había siete grados. El camino de vuelta al coche se hizo corto porque la gelidez del ambiente animaba la rapidez de paso. Pensé que lo que Rodríguez ha estado haciendo no es sino un hara-kiri político, constante y reiterado. Subí al vehículo y puse el cd (sonaba Ozzy). Arranqué mientras pensaba lo injusto que es a veces el lenguaje que mal usamos. El samurai, si fallaba en la misión encomendada, se hundía un cuchillo en el vientre. Eso sí era responsabilidad politica. The End.

Enrique Montiel de Arnáiz

domingo, 12 de diciembre de 2010

GÜICHILEAKS 2


En la edición de hoy de este diario iba a salir un reportaje de investigación sobre diversos documentos de España filtrados por Wikileaks. Curiosamente, poco antes de su impresión, toda la información desapareció y sólo unos pocos afortunados pudimos acceder a ella. Voy a tratar aquí de plasmar todo lo que leí por aquello del scripta manent –no sé si harán desaparecer este artículo también las fuerzas censoras de la oscuridad- puesto que la importancia de los datos era manifiesta. Al parecer la organización de Julian Assange, cuya única razón de vida es la filtración de secretos de Estado (y no de alcoba, como nos gustaría), creó en diciembre de 2009 una célula hispana centralizada en un ciber-güichi de la Isla y, desde ahí, ha venido accediendo ininterrumpidamente a las comunicaciones de gobierno municipal y oposición.

Pudimos ojear sin reparos que, tras las navidades, Manuel María de Bernardo aducirá razones personales para anunciar que no se presentará de nuevo a la alcaldía, anunciando que su sustituto será Manolo Prado. Ése es el motivo por el que le han obligado a aparentar “Leadership” para dirigir el rumbo de la nación en la crisis de la doble facturación. Otro de los cables filtrados daba cuenta de que, a la hora de enumerar los actos del Bicentenario de 1810, la persona que los transcribía se equivocó de año y pensó que los actos iban a ser para 1811, que era el que no correspondía. Dicha persona no ha sido cesada, de hecho los cables expresan que próximamente será ascendido a un cargo ejecutivo en la delegación de Urbanismo.

Los cables de la oposición aclaraban que Fernando López Gil no ha dimitido porque deseaba que Jaime Armario, su sucesor si no alcanzara la Alcaldía, tomara más experiencia e imagen pública. Numerosos mails de Carlos García Caballero a la dirección del partido expresaban fuertes quejas contra López Gil y, en uno de ellos, recuerdo que decía: “la Comunidad madrileña se me ha quedado chica”. Otras curiosidades de Wikileaks-Spain eran documentos escaneados como el ticket sin IVA de un arreglo de costurera de un traje de Maricha Espejo o un vídeo en formato punto avi de Franjo Romero en una sala VIP de un aeropuerto en México, junto con dos acompañantes.

Es la fiebre del güichileaks, la búsqueda de la verdad por encima de todas las cosas, el eterno retorno a Watergate, y a mí me parece muy bien. La censura por el bien mayor ha provocado mil tropelías y las tropas de Assange lo están documentando mientras les atacan donde más les duele; en la financiación. Visa, PayPal y MasterCard las han dejado sin cambio. Como respuesta, una legión de piratas informáticos ha iniciado una guerra de ciberguerrillas. Sea como fuere, una cosa resulta clara: El Ayuntamiento no tiene intimidad.

Enrique Montiel de Arnáiz