ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

jueves, 20 de septiembre de 2012

INVISIBILIDAD

Estás sentado, pensando que no perciben tu presencia (cosa extraña cuando uno es grande como una montaña y lleva un polo de colores fosforescentes), creyendo que tu invisibilidad te protege de la estupidez de la gente. Aparece una camisa de rayas de colores tapada por un pantalón vaquero, llevando ambos a un chuleta pureta. Tipical puretish. Tras tontear con la camarera, a la que interroga por su marido, o novio, o pareja o ya no estás con él, y vigilar el paseo de una esbelta joven en minifalda. El sujeto, que no percibe mi existencia crítica a su lado, le dice a la primera: "ponme un vidrio, con agua". No se puede tener más literatura en menos arte. Y sólo yo, el hombre invisible, lo he percibido desde mi oscuridad visual.

martes, 18 de septiembre de 2012

EL NECRO-COMIC-CÓN



Decía Manrique (“Coplas por la muerte de su padre”, puntúo yo): “Recuerde el alma dormida, avive el seso e despierte, cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte, tan callando. Cómo, a nuestro parecer, cualquiera tiempo pasado fue mejor”. Y aunque en una sola vez de cada mil nos parezca que no, es la verdad: el pasado lo dejamos guardado en una caja de zapatos junto con los cromos de Butragueño y Guardiola, el reloj de los Transformers y el rizado cabello de nuestro primer amor (suerte que trabajábamos en una peluquería como barrendero). Y la que no, la vez que el futuro es mejor que lo dejado atrás, habría que disfrutarla como merece, tomando arroz con langostinos en la cervecería “El Barril” de Puerto Real (donde encontré al ex alcalde Pepe Barroso, fumando peores habanos que los de antaño, desgraciadamente). Se lo recomiendo a la buena gente que desgraciadamente dejó de publicar en LA VOZ a primeros de año por mor de los necesarios ajustes, el arroz digo no a Barroso, y hasta los langostinos. Id allí, recomendados, los reporterosjerez: el inteligente Wayne, mi habilidosa Almudena, la desmemoriada Virginia, y la explosiva Pepa. No os atragantaréis. Sois gente que miró a la cara al destino con rostro de Clint y le disparó al entrecejo como Eastwood.

Y un poquirritín de esa capacidad de superación deberían tener los organizadores del Comic-Con 2012, que se lamentó en IFECA (Jerez) en una desgraciada mezcla de peña rara necrocomicona. Allí cabían todas las tribus urbanas: los frikis (entre los que me incluyo), los otakus (les robaron el Salón Manga), los picados de los videojuegos, heavys (satánicos o no), jugadores de rol, lanzadores de dardos, presidentes de comunidad y hasta -gracias a Odín- el eterno titular de la librería “Leviatán” de Cádiz, recién estrenado su nuevo local, en donde adquirí “El Gavilán” para mi colección. Son costumbres. Hace años estuve en el Salón del Cómic de Granada y no tenía nada que ver con lo que vi en los Jereles, ni en el Salón Manga del pasado. Quizá hubiera estado mejor si en vez de en IFECA se hubiera hecho en un espacio más pequeño, todo más concentrado. Pero poco futuro auguro a este evento de gente tan dispar. Y no por su disparidad sino por su dispersión. El grimorio puso el nombre al artículo. El Cómic-con de los muertos.

Miramos el futuro con esperanza (y sin Esperanza) pero en nuestro interior sabemos que cada minuto que pasamos somos menos felices que el anterior, y eso nos entristece.

domingo, 16 de septiembre de 2012

EL CASTILLO DE NAIPES (LA VOZ DE CÁDIZ 12-09-12)

La conclusión, es que les sobran. Están de más, nuestros enfermos, abuelos o niños. Les estorban, porque les cuestan lo que no tienen. Múltiples centros de asistencia y entidades sin ánimo de lucro están pasando por penurias económicas ante las telarañas que pueblan las arcas de las administraciones públicas. Hace diez, cinco años, se dotaba de fondos, se cedía el uso de terrenos, se potenciaba mediante conciertos a asociaciones de todo tipo para, por ejemplo, construir centros especializados en el tratamiento de determinadas enfermedades. El ámbito era provincial, los fondos, autonómicos, y también municipales.
Fue creándose una pirámide asistencial: cesión de parcela, construcción del centro (con fondos del Plan-E, hoy declarado parcialmente ilegal), redacción de proyectos para el concierto y cumplimiento de las “ratios” exigidas. Entonces llega el dinero, que no viene en mareas pero permite dotar a centros como la Asociación de Familiares y Enfermos de Parkinson Bahía de Cádiz de los casi veinte trabajadores que requieren el convenio y la ratio. Dinero que permitió, en plena crisis, en enero de 2012, a José Manuel Porras, responsable de UPACE (Unión de Parálisis Cerebral) inaugurar el centro de Unidad de Estancia Diurna y la Residencia de Gravemente Afectados Al Andalus. Fibromialgia o Azheimer también fueron apoyadas, conveniadas y subvencionadas por la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Cádiz o los Ayuntamientos municipales. Allí había muchos enfermos necesitados, mucho familiar agradecido, mucho puesto de trabajo que defender, mucho voto que ganar.
Nos levantamos ayer, con un temor. Que se acabe el dinero de nuestros enfermos. Sé de entidades que no pueden sufragar sus gastos fijos por la falta de pago de las subvenciones por parte de la Junta de Andalucía, principalmente. Centros a punto de ser desahuciados por los arrendadores de los locales que ocupan, por no poder pagar nóminas y alquiler al mismo tiempo. Entidades asistenciales o no, sin ánimo de lucro, con doscientos socios, asfixiadas por el pago de tasas de las administraciones, sobre las que no cabe negociación sino recargo. Conozco del impago de nóminas a los trabajadores de esas nobles asociaciones, de los fisioterapeutas que siguen tratando aunque no les den su salario, por el amor a sus pacientes; de los directores que no cogen bajas médicas porque no quieren abandonar a la suerte de los vientos a sus abuelos.
Ese castillo de naipes de la esperanza, construido bajo los augurios del Estado de Bienestar, está a punto de derruirse con sus enfermos dentro por la incompetencia máxima de una administración que prometió más de lo que podía pagar (porque la cuenta la pagaban los que, en teoría, iban a venir después), o, lo que es peor, que poseía el dinero y lo usó en otros agujERES distintos. Y la primera carta en caer quizá ha sido la de UPACE, cuyo director está vinculado al PSOE, que ha asegurado a sus socios que el 1 de octubre quizá no abra su centro por los impagos de la Junta de Andalucía. Y comienza a escupir sus naipes, el castillo, rápidamente.


DOMINGO 16

Vamos a salir, el cielo es claro pero el viento oscuro. Los niños, alineados sobre el tapiz ocre del sofá, esperan mirando los dibujos animados de Spiderman. Yo apuro, soy caluroso, escudándome en la escritura para vestirme. Vamos a ir a Puerto Real, donde quizá me encuentre con India, casualmente y me dé mi camiseta de Hendrix (I doubt it).

Tengo ganas de salmorejo y un buen pescado al horno. Lo mismo acabo con arroz y carne. la única seguridad forma parte del café.

sábado, 8 de septiembre de 2012

FRAGMENTO DE "AUNQUE SEAMOS MALDITAS", DE EUGENIA RICO

"Aparecían en primavera con el deshielo, el deshielo del año siguiente o el de treinta años después. Iguales a sí mismo, a salvo del tiempo para siempre, congelados en la eternidad en la que al final se transformó la niebla.

En 1967 se perdió un hombre del pueblo, el padre de mi mejor amigo, que entonces tenía un año. Apareció cuarenta años más tarde. Lo reconocieron al minuto porque creyeron que era a mi amigo al que habían hallado. Y mi amigo no pudo soportarlo. Fueron a buscarlo y le enseñaron en el fondo de un ventisquero su propio cuerpo congelado con el mismo gesto que él tenía mientras lo miraba. El cuerpo de su padre muerto con la edad que él tenía ahora: su espejo en el hielo, con sus mismos gestos, inmóvil para siempre su media sonrisa. Nunca sabemos cuánto nos parecemos a nuestros padres porque contamos con la benevolencia de los años que nos separan. Mi amigo se vio a sí mismo, vio a su padre tal y como era, como él había llegado a ser. Su doble, en el hielo esperándolo. La impresión fue demasiado fuerte, cayó fulminado por un infarto. Y su madre no quiso que los enterraran en el camposanto, sino que yacieran juntos en la nieve casi eterna, congelados en lo profundo del glaciar, esperando que alguien, un tercero, ¿quién? , fuera a rescatarlos."

DAZED AND CONFUSED (La Voz de Cádiz 5-09-2012)


Si yo fuera un ciudadano de a pie de los de la Isla de León, de esos que han votado a De Bernardo para que saliera Fran Romero, o de los que votaron a Ciudadanos porque no eran el PP. Si hubiera apoyado a Pedro Reyes para castigar al PSOE sin sospechar que iban a aliarse; si yo lo fuera, que a veces lo he sido (y otras veces lo seré), estaría desorientado. Y mucho, además. El motivo es el anuncio que ha hecho el alcalde de la ciudad y presidente de la Diputación Provincial, José Loaiza, de que el Ayuntamiento de San Fernando, por medio de los servicios jurídicos de la citada Diputación, ha interpuesto una demanda en el juicio contable que se dilucida ante el Tribunal de Cuentas, apuntando directamente a todos los integrantes del célebre juicio de la ‘Caja Municipal’. Así, se dispara contra los cajeros Clemente Ruiz y María José Lebrero (que ya están imputados en la sede penal) y se pone en la mirilla a los considerados responsables subsidiarios: antiguos alcaldes, Antonio Moreno y Manuel de Bernardo; anterior interventor municipal, Rafael Monzón; actual, José Antonio López y la tesorera municipal, Virtudes Gómez.

Si yo fuera un ciudadano de a pie o un ‘miles gloriosus’ digo que no entendería nada de esto. O sea, existe un procedimiento judicial penal -en eterna instrucción- donde se enjuicia el robo de unos ocho millones de euros mal contados. Y existe otro procedimiento de responsabilidad patrimonial ante el Tribunal de Cuentas. ¿Pero no existe prejudicialidad penal; o sea, que hasta que no se determine si los presuntos culpables, los cajeros (o alguien más) se llevaron dolosamente o no el dinero y se les pene, no podría quizá quedar suspendida la vía contable? Además, igualmente, se podría abrir pieza separada de responsabilidad civil del robo, acudiendo a lo que los romanos llamaban culpa ‘in eligendo’ e ‘in vigilando’, que es la que dimana del que elige mal a un interventor o una tesorera y/o no vigila que cumplan su labor diligentemente.

Resulta curioso (ironía) que el ex alcalde Manuel de Bernardo, actual concejal de la Corporación municipal, no haya presentado inmediatamente su dimisión irrevocable como tal y, del mismo modo, que no se la hayan exigido en bloque sus compañeros de Pleno. Y qué decir del interventor y la tesorera, que continúan en sus puestos de trabajo, cobrando su mísero sueldo de barandas municipales, sin haber sido suspendidos de empleo y sueldo. En ninguna empresa privada pasaría esto: que se esfume la caja del día y se mantenga al responsable en plantilla aunque, bien es cierto, desconozco si existe algún procedimiento disciplinario contra los custodios del erario municipal, que podrían decírnoslo también, por cierto.

Y enfadado. Sí, también. Porque las responsabilidades subsidiarias parecen ridículas en relación con el monto total. Porque aquí ni dimite ni se cesa a nadie. Porque se gastaron 60.000 euros de nuestros impuestos en un informe jurídico patrocinado por ‘Scottex’. Y porque el secreto de sumario parece que no se levantará nunca...

Enrique Montiel de Arnáiz