ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

sábado, 28 de febrero de 2015

LED ZEPPELIN - HOW MANY MORE TIMES (Led Zeppelin I)


 
Led Zeppelin: Led Zeppelin I portada reducida
Led Zeppelin I
Many more times
12 de Enero de 1969
https://www.youtube.com/watch?v=qSIS0o7vtPE

Many more times
(Page/Jones/Bonham)

How Many More Times,
Treat me the way you wanna do?
How Many More Times,
Treat me the way you wanna do?
When I give you all my love,
Please, please be true.

I'll give you all I've got to give,
Rings, pearls, and all.
I'll give you all I've got to give,
Rings, pearls, and all.
I've got to get you together baby,
I'm sure, sure you're gonna crawl.

I was a young man, I couldn't resist
Started thinkin' it all over, just what I had missed.
Got me a girl and I kissed her and then and then
Whoops, oh Lordy, well I did it again.
Now I got ten children of my own
I got another child on the way that makes eleven.
But you know, I'm in constant heaven.
I know it's all right in my mind
I got a little schoolgirl and she's all mine
I can't get through to her 'cause it doesn't permit
But I'm gonna give her everything I've got to give.

Oh, Rosie, oh, girl
Oh, Rosie, oh, girl
Steal away now, steal away
Steal away baby, steal away
Little Robert Anthony wants to come and play.

Why don't you come to me baby?
Steal away, all right, all right...

They call me the hunter, that's my name
They call me the hunter, that's how I got my fame
Ain't no need to hide,
Ain't no need to run
'Cause I've got you in the sights of my .........gun!

How Many More Times
Barrelhouse all night long?
How Many More Times
Barrelhouse all night long?
I've got to get to you, baby
Baby, please come home.
Why don't you please come home?
Why don't you please come home?
Cuantas veces más

Cuántas veces más,
Me vas a tratar a tu antojo.
Cuántas veces más,
Me vas a tratar a tu antojo.
Cuando te doy todo mi amor,
Por favor, se fiel.

Te doy todo lo que tengo para dar,
Anillos, perlas y todo lo demás.
Te doy todo lo que tengo para dar,
Anillos, perlas y todo lo demás.
Tengo que estar contigo nena,
Seguro que te vas a arrastrar.

Era un hombre joven, no pude resistirme.
Empecé a pensar en todo lo que había perdido.
Encontré una chica y la besé y entonces,
Ops, oh Señor, bien, lo he vuelto a hacer.
Ahora tengo diez hijos.
Tengo otro en camino, eso hace once.
Pero estoy en el paraíso.
Sé que está bien.
Tengo a una colegiala y es toda mía.
No puedo acercarme a ella porque no está permitido,
Pero le voy a dar todo lo que tengo para dar.

Oh, Rosie, oh, chica.
Oh, Rosie, oh, chica.
Acércate ahora, acércate.
Acércate ahora, acércate.
El pequeño Robert Anthony quiere venir y jugar.
Por qué no vienes aquí conmigo nena,
Acércate.

Me llaman el cazador,
Ese es mi nombre
Me llaman el cazador,
Así es como conseguí mi fama.
No hace falta esconderse,
No hace falta correr.
Porque te tengo en punto de mira de mi arma.

Cuántas veces mas,
Toda la noche en la bodega.
Cuántas veces mas,
Toda la noche en la bodega.
Tengo que verte nena.
Por favor, vuelve a casa.
Por qué no vuelves a casa.
Por qué no vuelves a casa.

viernes, 27 de febrero de 2015

LA FUERZA Y EL VIENTO, de Óscar Lobato



Si buscan una novela de piratas y contrabandistas actuales, un libro perezrevertiano que los lleve al Cádiz de los 70, a la Costa del Sol y Gibraltar, a uno de los mejores personajes de ficción de lo que llevamos de siglo, les recomiendo La Fuerza y el Viento.

Hace tiempo que llamo a Oscar Lobato "El hombre que todo lo sabe", y esa gran sabiduría de un periodista que se las sabe todas y un lector empedernido que devora todo lo bueno y malo que llega a sus manos se vuelca en una obra magnífica que aúna la acción, la picaresca, el sexo, la venganza y la ambición en una mezcla perfecta que hará explotar su cerebro de un modo orgásmico.

Si les apetece, a primeros de marzo lo tendrán a tiro en Sevilla. Yo no me lo perdería.

domingo, 22 de febrero de 2015

SIGUE EL DINERO, MONEDERO - La Voz de Cádiz-ABC 22-02-2015

 



SIGUE EL DINERO, MONEDERO

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

Juan Carlos Monedero es un intelectual, una persona inteligente que lleva veinte años impartiendo clases en la universidad y publicando libros. El viernes decidió convocar una rueda de prensa para dar explicaciones sobre su empresa y anunciar acciones judiciales por vulneración de datos fiscales. Lo acompañaban, entre otros, sus compañeros de partido Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Ahora que la mirilla había abandonado a Podemos para fijarse en Albert Rivera y Ciudadanos aparece el fosforescente Monedero y todo vuelve a empezar. He visto la rueda de prensa del profesor, en la que se excusa por no aportar el “voluminoso” informe que le encargaron, el contrato del mismo o la transferencia correspondiente a la factura entregada, amparándose en un acuerdo de confidencialidad con el Banco bolivariano del ALBA.

 

La clave es el dinero. En el caso Watergate -inmortalizado en la película “Todos los hombres del presidente”- el actor que interpretaba a “Garganta profunda”, el filtrador del FBI, W.M. Felt, aconsejaba a los periodistas de investigación que siguieran el rastro del dinero. Ahí es donde radica toda la chicha, y si no que le pregunten a Al Capone, que fue encarcelado por un delito fiscal ante la imposibilidad de probar sus asesinatos. Parece que ahí han fijado el punto débil de Podemos sus rivales: quieren demostrar a sus posibles votantes (a los que parece darles da igual su ideario neocomunista) que no son tan honrados como presumen. Que son casta, vamos.

 

Monedero es persuasivo y un orador decente pero en su explicación hubo un vacío que no consiguió rellenar. El n.º 3 de Podemos constituyó su empresa 85 días antes de que se creara el partido en 2014, pero los trabajos que dice haber realizado se le encargaron a él personalmente -según ha manifestado- en 2010, aunque se han facturado por su empresa recién creada -con un importe diferente del declarado a Hacienda- varios años después. Habrá riadas de periodistas rastreando el expediente del Banco del ALBA y llamando insistentemente a Viu Europa SL, empresa subcontratada por Caja de Resistencia Motiva 2 para hacer una parte del informe, sin obtener nada. El problema de Monedero es que la Agencia Tributaria no entiende de cláusulas de confidencialidad. Ni siquiera cuando sigue el dinero de intelectuales.


miércoles, 18 de febrero de 2015

CÓMO DECLARAR EN CALIDAD DE IMPUTADO EN ESPAÑISTÁN - Por Alberto Escudier, Abogado.



CÓMO DECLARAR EN CALIDAD DE IMPUTADO EN ESPAÑISTAN.
EN UN TRIBUNAL O JUZGADO ESPAÑISTANO.

AÑO 2015....

Por más que se quieran forzar las cosas, incluso desde una interpretación sesgada del contenido del artículo 118 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, es preciso recordar que cuando va a tener lugar la declaración de un imputado (haya acudido citado judicialmente, quiera o no, o conducido por la fuerza pública) pasa lo siguiente:
1º) Se entra en el despacho (normalmente lleno de pilas de expedientes y de códigos en desuso).
2º) Si su Señoría es más o menos educado dirá "Buenos días" e invitará a tomar asiento al declarante y a su letrado. Si no lo es ladrará "siéntense" y omitirá responder a los corteses saludos de los comparecientes (hay de todo, como en botica).
3º) Si el tema es morboso o importante allí estará ya sentado el representante de la Fiscalía (no me malinterpreten, si no están allí es porque están sacando trabajo en sus despacho aún más atestados de papeles)
4º) Las demás partes (abogados de coimputados, acusadores particulares, populares, etc.) se sentarán donde puedan (a veces no hay sitio y acaban de pie en plan "Españistán"). A veces, las sillas o el sofalito "art decó" de turno son tan viejos y carcomidos que según el volumen del Letrado se corre el riesgo de reventarlos o de coger sabe Dios que infección. Cuenta la leyenda que algunos atrevidos hemos pedido una silla. Y también que nos hemos cargado un sillón del Instrucción 3 de San Fernando ... dejémoslo ahí. Incluso hay letradas delgaditas que se han hundido en esos sofás y han desparecido para siempre, como en el Triángulo de las Bermudas.
5º) Se procede a la información de derechos al imputado (lo debería hacer el/la Secretario Judicial pero lo suele hacer el propio instructor/a). No piensen que el/la SJ está tocándose las narices, está en su despacho sacando adelante más montones de mierd.. de papel, haciendo subastas, gestionando la cuenta, pidiendo material, despachando con los funcionarios, procuradores, justiciables, etc.
6º) Tatachán!!! Su Señoría le suelta: "comparece Ud. IMPUTADO por un presunto delito de BLABLA, tiene Ud. derecho a la asistencia letrada, a no confesarse culpable bla blablabla". Un funcionario o funcionaria estará a los mandos de un prodigioso PC color camel en el que irá recogiendo lo que el Su Señoría o el propio imputado (a quien le asiste ese derecho) le dicten.
7º) Si durante la declaración se apreciaran indicios de la participación del imputado en otro delito se debe parar y proceder a advertir al imputado que se le imputa un nuevo delito (aquí hay 2 escuelas de pensamiento, lo admito). Cuando termine el instructor, interroga la parte que lo ha propuesto y luego las demás por su orden.
8º) Si el declarante tiene valor, se leerá su declaración tranquilamente, corregirá alguna cosa, la firmarán todos y se irán de del despacho dejando un agradable calor humano en el despacho del instructor. Si éste es una mujer tendrá la calefacción a nivel "volcán en erupción" y el calor humano irá acompañado de una mezcla de perfumes caros y sudor barato. En la oficina te dan una copia de la declaración con cara de que te están dando oro molido (y es que el papel escasea).
TODOS salimos en dirección a los bares cercanos a comentar la jugada.
Y ahora la parte política.
Si los que gestionan la imagen de un partido de gobierno fían su éxito final a que los españoles entiendan unas cuestiones procesales nivel PRO (qué digo, NIVEL HIPER-PRO) es que han abusado de sustancias alucinógenas.
Insisto, soy partidario de que, como dicen los estatutos, sólo tras la acusación que tiene lugar tras el cierre de la investigación se dimita y entreguen actas de diputados (hacerlo con la simple imputación da pie a denuncias torticeras para cargarse a un rival) pero si se hacen declaraciones vehementes, hay que cumplir la palabra. Y si se hace con otros, incluso antes de que declaren (caso tarjetas black) o incluso antes de que lo imputen (caso Tomás "Invictus" Gómez) hay que hacerlo siempre.
* NOTA: Si el declarante es un pobre infeliz que ha cometido presuntamente u delito vulgar todo esto se hace frente a la mesa de la funcionaria con el pobre mío esposado y sentado y el resto de pie. Hay clases.

martes, 17 de febrero de 2015

CHAVES Y GRIÑÁN: ¿QUÉ ES ESTAR IMPUTADO?




2. El imputado

El imputado es el sujeto pasivo del proceso penal, con plena capacidad para ser titular de derechos y obligaciones procesales, y especialmente, el derecho de defensa y sus instrumentales medios necesarios para hacer valer el también fundamental a la libertad personal. Es sujeto procesal y titular indiscutible del derecho más esencial que ha de hacerse valer en una sociedad democrática, como es la libertad. La imputación es la sospecha de la participación de una persona en concreto en determinado hecho punible.

Según el art. 486 de la LECrim. "la persona a quien se impute un acto punible deberá ser citado sólo para ser oído, a no ser que la Ley disponga, lo contrario, o que, desde luego proceda a su detención" igualmente el art. 118 de la LECrim. establece:

"Toda persona a quien se le imputa un acto punible podrá ejercitar el derecho de defensa, actuando en el procedimiento, cualquiera que éste sea, desde que se le comunica su existencia, haya sido objeto de detención o de cualquier otra medida cautelar o se haya acordado su procesamiento, a cuyo efecto se le instruirá de este derecho"[4].

De acuerdo con estos dos artículos, la imputación supone la atribución del hecho punible a alguien en concreto, pero sin entrar en consideraciones acerca de la culpabilidad o no del sujeto sospechoso como integrante del delito[5].

La imputación en sentido amplio, ha de englobar tanto a la imputación judicial como la extrajudicial. 

La imputación judicial se refiere a aquellos casos en los que el Juez Instructor, atribuye a una persona determinada la comisión de un delito, le considera imputado y le comunica tal situación. El art. 789.4 de la LECrim. se refiere a la obligación que tiene el imputado de comparecer y de ser objeto de interrogatorio judicial. Esta comparecencia es una garantía básica, es la asunción formal del estatus del imputado y la necesidad del interrogatorio judicial antes de haberse formulado acusación, la impone expresamente la Ley. En esta primera comparecencia, el Juez Instructor informará al imputado de sus derechos, de entre los que destaca la obligación judicial de ilustración de la imputación al sujeto pasivo (art. 789.4 en relación con los arts. 118.2 y 520.2°) y de la totalidad de los derechos que posibiliten su defensa privada y pública, y le hará saber la advertencia y requerimiento establecidos en dicho precepto. 

El Tribunal constitucional en sentencia 186/90 fundamento 7° afirma que la acusación no puede dirigirse contra "persona que no haya adquirido previamente la condición judicial de imputado, puesto que, de otro modo, se podría producir, en la práctica, acusaciones sorpresivas de ciudadanos, con la consiguiente apertura contra ellos del juicio oral".

El apartado 4 del art. 789 de la LECrim. no expresa con suficiente claridad que es en esa comparecencia cuando el Juez Instructor debe de advertir al imputado del alcance y significado de la imputación contra el se dirige. Conforme la doctrina del Tribunal Constitucional (sentencia 186/90), el Juez Instructor está siempre obligado a determinar dentro de la fase instructora quien es el posible autor del delito a fin de citarlo personalmente de comparecencia, comunicarle el hecho punible cuya comisión se le atribuye, ilustrarle de la totalidad de los derechos que integran la defensa (y, de modo especial, de su derecho a la designación de abogado en los términos de los arts. 788 y 118.4°) y tomarle declaración con el objeto de indagar no sólo dicha participación, sino también permitir que el imputado sea oído por la autoridad judicial y pueda exculparse de los cargos contra él existentes con independencia de que haya prestado declaración ante otras autoridades que hayan intervenido a lo largo del proceso penal.

En consecuencia no sería constitucionalmente válido una tramitación de un proceso penal en el que no se cumpliera estrictamente con la exigencia de la previa Imputación Judicial. La práctica judicial que así lo haga, habrá de ser considerada como nula desde la perspectiva del art. 24 de la Constitución, que garantiza la tutela judicial efectiva, la no indefensión y el derecho a un proceso con todas sus garantías[6].

La imputación extrajudicial comprende aquellos supuestos en los que se asigna la participación delictiva a una persona concreta, por iniciativa de personas ajenas al Juez instructor: la presentación de una querella, la denuncia o atestado, la detención practicada por particulares (art. 490 LECrim) o por la Policía (art. 492 LECrim.), las diligencias de investigación preprocesal desarrolladas por el Ministerio Fiscal u ordenada por la Policía Judicial y la citación cautelar a presencia de aquel. Si el Juez Instructor no asume las imputaciones realizadas por la Policía Judicial, el Ministerio Fiscal o por un particular, se archivarán las actuaciones[7].

El imputado como parte procesal pasiva se encuentra en situación de igualdad, respecto de las partes acusadoras y, por lo tanto, idénticas posibilidades de intervenir en la fase de instrucción que estas últimas. Lo que el Estado de Derecho exige y se le puede exigir por su propia dignidad es una posición de supremacía del imputado respecto de las partes acusadoras y del resto de sujetos procesales. Tal afirmación no encuentra demasiados problemas constitucionales para su aceptación y para ello basta con una lectura de la Ley Fundamental, en la cual escasos derechos asisten a los acusadores (solo el derecho de acción), mientras que, por el contrario, se dedica al imputado un amplio y cuidado catálogo. Ello da lugar a pensar que tal lista de derechos, no solo tiene por finalidad preservar al imputado de los ataques que siempre son posibles y provenientes de la maquinaria del Estado sino que, junto a dicha finalidad, se encuentra la de elevar al imputado a la categoría de parte esencial del proceso penal y razón de ser del mismo.

3. Formas de adquirir la condición de imputado

Conforme el art. 118 de la LECrim., ya mencionado, la condición de imputado se verifica de cualquiera de las siguientes actuaciones:

– El acuerdo de la detención preventiva o cualquiera otra medida cautelar. 

– El auto de procesamiento.

– La admisión de denuncia o querella. 

– Cualquiera otra actuación procesal de la que resulte la imputación de un delito contra persona o personas determinadas.

La imputación se configura como una garantía en tanto hace nacer el derecho de defensa en toda su plenitud.

No cabe duda de que siempre es preferible estar sujeto a una investigación y que el indagado lo sepa, con límites objetivos y asegurando una plena intervención del sospechoso en los actos que inciden en su intimidad o vida en general, que, bajo la excusa de respetar la vigencia del derecho a la presunción de inocencia, abrir una investigación a espaldas del sospechoso y, tal vez, por ilimitada indagar en toda su vida sin excepción. Lo que no es admisible es que bajo el pretexto de la exigencia del derecho a la presunción de inocencia, sea una persona investigada sin dirigirse hacia la misma una imputación determinada hasta que el órgano judicial adquiera un convencimiento de culpabilidad, esto sería un fraude a la Ley. 

La forma más habitual de dar origen a la imputación es a través de la denuncia y de la querella.

La denuncia o querella es la forma más usual de dar inicio a un proceso penal. La imputabilidad, y así el derecho del sospechoso o simplemente indicado de culpabilidad, surge, según la LECrim., a partir de que la denuncia o querella sea admitida.

En STC 135/1989 afirma "que no basta la simple interposición de tales actos de iniciación, para hacer surgir la imputación, siendo necesario que los mismos sean judicialmente admitidos". Pero también es cierto, de acuerdo, con lo dispuesto en los arts. 269 sobre la denuncia, 312 y 313 todos de la LECrim., sobre la querella tales actos de iniciación deben admitirse o desestimarse o lo que es lo mismo, llevar a cabo un acto de investigación con anterioridad a dicho trámite de admisión a los efectos de constatar el contenido delictivo o la suficiencia de la imputación. Tales actos de investigación son siempre posteriores a la admisión y a la imputación dirigida al sospechoso.

El art. 269 de la LECrim. sobre la denuncia establece la posibilidad de que sea inadmitida si no revistiera carácter de delito o fuera manifiestamente falsa y que en caso de no hacerse así se procederá a comprobar los hechos denunciados. En definitiva, lo que el precepto viene a decir es que el hecho de la no admisión ad limine se concreta en la apertura de la investigación o, lo que es lo mismo, que toda orden de investigación equivale a la admisión de la denuncia. Es decir si la orden de investigación equivale a la admisión y esta presupone el nacimiento de la condición de imputado no cabe duda de que con anterioridad a tales actos de indagación debe el sospechoso ser informado de los hechos denunciados, interrogado al respecto e intervenir posteriormente en la fase procesal procedente en calidad de parte pasiva.

En resumen ni la denuncia ni la querella autoriza a llevar a efectos, actos de investigación con el fin de analizar la oportunidad de su admisión. Dicha admisión debe de serlo ad limine y el nacimiento de la condición de imputado debe de ligarse a este acto cuasi automático.

Hay una práctica que supone fraude a este precepto, ciertamente extendida en la práctica del foro, consiste en la apertura de diligencias indeterminadas. Estas Diligencias son aquellas situaciones o circunstancias que llegan a conocimiento de los Juzgados de Instrucción, que por no poder encuadrarse en ninguno de los tipos de procesos penales regulados en la LECrim. son registrados en los libros de "Asuntos Penales Indeterminados". El origen de dichas diligencias se encuentra en el art. 83 del Reglamento Orgánico del Cuerpo de Secretarios Judiciales de la Administración de Justicia de 2 de mayo de 1968 que especifica que entre los libros que deben llevar los Juzgados incluiría el libro de "Asuntos Penales Indeterminados".

La escasa regulación legal de esta materia ha provocado desde su origen la disparidad entre los Juzgados de Instrucción acerca de las cuestiones para su iniciación y la apreciación de las situaciones que por tanto pueden acogerse bajo esta denominación. Es proceder habitual de los Juzgados de Instrucción la iniciación de estas diligencias indeterminadas en los supuestos más comunes de solicitud de entrada y registro en domicilio particular, solicitud de intervención telefónica cuando no existe procedimiento penal previo, internamientos de enfermos mentales por la vía de urgencia y detenidos en partido judicial distinto al que ordenó la detención, limitándose en la práctica su tramitación a la adopción de aquellas resoluciones imprescindibles en relación con la naturaleza de las diligencias iniciadas, sin intervención del Ministerio Fiscal ni de las partes procesales.

Las diligencias que el Juez acuerde practicar con el fin de comprobar los hechos denunciados y que después no sigan el cauce del sumario son actuaciones procesales improcedentes porque se sustrae al conocimiento de los destinatarios de la instrucción, entendiendo por tanto que las mismas no están permitidas ni en el procedimiento ordinario ni en el de urgencia, en aras en este caso último tanto a la finalidad perseguida por el legislador de coordinar la rapidez con las garantías necesarias, como con la garantía del recurso de apelación. En estos casos se consigue mantener al sospechoso imputado, privándole de su derecho de defensa e intervención en las investigaciones, así como dejar ilimitado el ámbito objetivo y subjetivo de las investigaciones. Por lo tanto debería de ser declarado todo nulo.


http://noticias.juridicas.com/articulos/65-Derecho-Procesal-Penal/201404-el-imputado-en-el-proceso-penal.htm

domingo, 15 de febrero de 2015

GASOL CONTRA GASOL - La Voz de Cádiz-ABC 15-02-2015

 



GASOL CONTRA GASOL

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

Tal y como lo recuerdo, Pau Gasol era el suplente de Felipe Reyes y Germán Gabriel en la selección junior. Parece ser que el Barça ese año iba a cederlo porque no tenía sitio en el primer equipo pues había fichado a un ex NBA llamado Rony Seikaly. Sin embargo, a los pocos meses y sin avisar a Aíto García Reneses, entrenador del equipo azulgrana, el americano nacido en Beirut tomó un vuelo para Miami y se retiró. Corría el año 2001. Su sitio en la rotación fue ocupado por Pau, que acabó siendo nombrado MVP de la Liga y la Copa de la ACB.

 

Tras eso fue seleccionado en el draft de la NBA y engordó, se musculó, se dejó barba, se la afeitó, se dejó melenas, las convirtió en flequillo, vino a Bahía Sur, se fue a Los Ángeles y ganó todo lo que nadie hubiera imaginado con la selección y con los Lakers.

 

Tal y como lo recuerdo, Marc Gasol era suplente en el Barça, y no fue hasta que emigró al Akasvayu Girona cuando empezaron a tomar en serio a la “tanqueta”, el hermanísimo, ese chaval que emigró con su hermano a EEUU y que volvió a España para no fracasar. Nadie contaba con él antes del Mundial de Japón pero una decisión controvertida incluyó a Marc en la selección. Decían que estaba gordo y golpeaba. Su defensa en la final anuló al mejor pívot heleno.

 

Tras eso fue seleccionado en el draft de la NBA y adelgazó, se musculó, se dejó barba, se la afeitó, se dejó melenas, las convirtió en flequillo, vino a Bahía Sur, se fue a Memphis y ganó todo lo que nadie hubiera imaginado con la selección y con los Grizzlies.

 

Esta madrugada los dos mejores pívots de la historia del baloncesto español y de la actual NBA realizarán el salto inicial en el All Star Game 2015. Será la primera vez que dos españoles, hermanos además, intervengan en el mismo partido de las estrellas. Es un hito extraordinario que ensalza la labor deportiva de dos grandes personas y profesionales. Es lo bueno de la NBA, allí no hay cajonazos como el del Selu en el Falla: el mejor siempre obtiene recompensa.

domingo, 8 de febrero de 2015

JUNTA DE LADRONES - La Voz de Cádiz - ABC 8-02-2015




JUNTA DE LADRONES

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz


No fui a comprar un selfie con Susana Díaz, Presidenta andaluza, al baño en hedor de multitudes -afectas y desafectas- que se dio el viernes por la tarde. He disfrutado las fotos: mandíbulas batientes desencajadas, insomnes ojipláticos, abrazos de oso cavernario y, como anunció el cronicón de villa y corte, euforia. Mucha euforia. Afuera, centenares de manifestantes gritaban consignas dolorosas (”Junta de Andalucía, junta de ladrones”) mientras que algún disidente que interrumpió el acto fue expulsado con inmediatez. Susana no actúa como Loaiza en los plenos, que soporta a los díscolos para evitar que le llamen facha. 

Susana Díaz estuvo acompañada de Irene García, que abandonó voluntariamente la alcaldía de Sanlúcar para ¿gozar? del poder como secretaria provincial del PSOE gaditano, y de Jiménez Barrios, el strong man de la provincia tras superar a López Gil en la guerra de las consejerías. Anunció la Presidenta que no pactará con el PP y con Podemos. Es una gran estratega que sospecho hará como una querida abogada de la Isla: lo contrario de lo que diga. Díaz, abanderada en la lucha contra la corrupción, que dice exigir la dimisión a todo socialista que sea imputado, traga en Cádiz. Cuatro veces, además. Una por cada alcaldable que tiene abierta causa penal en los juzgados de instrucción; a la sazón, el alcalde de Barbate (Rafael Quirós) y los candidatos a las Alcaldías de Vejer (Antonio Verdú), Medina Sidonia (Francisco Carrera) y Jimena (Pascual Collado). Esto es inadmisible dentro del acuerdo de transparencia y honestidad que la trianera quiere exhibir a los andaluces. 

El mismo gobierno socialista que acaba de cumplir 37 años ininterrumpidos, en el que florecieron los ERE y los fraudes en los cursos de formación, el que incumple una sentencia del Tribunal Supremo (Alpes) y el pacto de Delphi, espera lograr una nueva prórroga ciudadana en las elecciones del 22M. Uno no sabe ya si el adelanto de las autonómicas es para coger a contramano a Teresa Rodríguez y a Moreno Bonilla (que está en rebeldía procesal) o para anticiparse al fin de fiesta que parece va a brindarle la Juez Alaya.

“Junta de ladrones”, cantaban los que no se hicieron selfies mientras Susana Díaz , bruxista perdida, apretaba la quijada, amparada por los suyos.

domingo, 1 de febrero de 2015

LA ISLA MÍNIMA - Una opinión



La Isla Mínima

Tenía ganas de ver esa película que decían mejor que El Niño, que me encantó. En líneas generales lo pasé bien pero me quedé con la sensación de la superfialidad. La música y escenarios eran sobresalientes pero había personajes desaprovechados, como el de Antonio de la Torre. Otros daban poco perfil, como el del prota progresista, Raul Arévalo, muy true Detective para mi gusto, y la madre de las niñas, Nerea Pardo, mal envejecida. El mejor personaje, por interpretación y trasfondo fue el de Javier Gutierrez, el poli franquista, creíble pese a la falta de impronta -presencia física- del actor, un chiquitín con cara de buen chavea.

Jesus Castro me gustó por su pequeño papel, pero debe intentar ampliar su espectro, no dar siempre el mismo papel de chulito descreído que tan bien llevó en El Niño. 

Otro detalle que creo que no está bien zanjado por parte de Alberto Rodríguez, su director, es el final. El reloj de la foto que revela el periodista, el hombre del sombrero... Cabos sueltos que podrían haberse enlazado fácilmente. Aún así me quedo con el buen rato pasado, con que se sigan haciendo estos filmes en España: thrillers, pelis de acción, cine "serio" como el que empezaron en su día Amenabar (¿donde esta metido?) y Mateo Gil.

Si tuviera que ponerle una nota: un 7. 

INJUSTICIA E INSANIDAD - La Voz de Cadiz-ABC 1-02-2015

 

INJUSTICIA E INSANIDAD

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

Salvando el desempleo, las dos principales preocupaciones del ciudadano son las más deficitarias y descuidadas: una Sanidad del siglo XX y una Administración de Justicia, anciana y roñosa, en la que se obliga a los abogados a hacer copias con su propio papel. No me ha extrañado esta medida pues la sufrí en mis propias tintas hace más de dos años en un juzgado de instrucción de Algeciras. Mejor no quejarnos, no vaya a ser que nos obliguen a llevar nuestra propia fotocopiadora a las espléndidas Ciudades de la Justicia de la provincia. Algún siervo salió en defensa de su amo y dijo que le parecía muy bien que los abogados pagáramos nuestras copias. ¡Como si no lo hiciéramos ya! Los letrados compramos unas tarjetas al Colegio de Abogados con las que fotocopiamos los autos judiciales en nuestras propias máquinas reprográficas en las salas de togas.

 

Confío en el nuevo Decano, Pascual Valiente, que sabe las quejas y lamentos de sus compañeros abogados, hermanos pobres de la justicia gaditana. Tiene pendientes numerosos frentes abiertos en los que habrá de exigir con insistencia una mayor resolución institucional: el despropósito del turno de oficio (lo poco y tarde que se cobra), las desiguales relaciones entre los integrantes de la administración de justicia, el descrédito que la competencia desleal y la vulneración de la deontología provocan en una noble profesión azuzada por la crisis de valores y carteras y, sobre todo, la falta de medios materiales y personales (juzgados decentes y funcionarios suficientes) que causa el almacenaje de expedientes y archivos en los baños (lo que suple, por otro lado, la falta de papel higiénico), las plagas varias que asolan las oficinas judiciales, el hacinamiento de profesionales en cubículos de 2x3 y la absoluta desmotivación de jueces, secretarios, fiscales, abogados y funcionarios, que perjudican, en suma, al justiciable: USTED.

 

De la Sanidad hablaré otro día; de las ocho horas esperando triaje en el Puerta del Mar de Cádiz pese a vivir frente al “hospital” de San Carlos, ese sapo de día -en el que no nacen isleños- que se ha tragado con aceite de ricino la Junta de Andalucía para que su alcaldable, Patricia Cavada, también abogada, no patinara en las próximas elecciones municipales.