ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

sábado, 10 de mayo de 2008

LA MEJOR CANASTA DE LOS PLAY OFFS

Así se explican muchas cosas...

5 comentarios:

VENTILADORCULAR dijo...

Fuente de recursos inagotable...pero lo veo fatal, vaya forma de mofarse de los contrincantes...

Anonymous dijo...

Fue más un recurso que una mofa, creeme.

Antoni Daimiel (su blog) dijo...

LA MENTIRA CON FINAL FELIZ

Ha sido durante años el anticristo. Un concentrador de denuncias de egoísmo. Los egoístas tenían a quién acusar para liberarse de la culpa. Apareció con dieciocho años, se vistió la camiseta de los Lakers y empezó a tirar, a jugarse los lanzamientos decisivos, a discutir la opinión de sus entrenadores, el liderazgo de O'Neal e incluso la autoridad de Michael Jordan en un partido de las estrellas. Ha dado toda una exhibición de expresión gestual y corporal de chulería y vanidad. Sus maneras de chupón llevaban al aficionado a desacreditar su nivel baloncestístico. Su dificultad para crear una imagen pública sencilla y transparente le sentenciaron entre la prensa deportiva.

En sus problemas y en su divorcio con Shaquille O'Neal todo el mundo se alineó junto a la mole. La frustración de la derrota en la final del 2004 contra los Pistons consumó la ruptura. Los Lakers apostaron por Bryant y Shaq se fue a los Heat. Los acontecimientos posteriores demostraron que a O'Neal le restaban dos años a gran rendimiento (y en uno de ellos pudo ganar otro anillo). Eso fue lo que los Lakers sacrificaron. Lo que pudo haber sido y no fue esconde la posibilidad de dos anillos más, a sumar a los tres que lograron juntos. El desarrollo de los hechos carga ahora de razón a los Lakers porque tres años después ya han disfrutado de un equipo aspirante al título y han visto a Bryant recibir el MVP. La opinión pública (¿única?) ahora dice que Bryant es generoso y trabaja en equipo. El mismo que era acusado de egoísta, egocéntrico, violador y mal compañero ahora es dibujado rodeado de generosidad y trabajo en equipo. La estadística, indiscutible, nos dice que Bryant ha tenido otras cuatro temporadas con mejores números en asistencias que en esta última.

Yo me apunto a la corriente marginal de que a partir de su segunda o tercera temporada Bryant fue siempre así de bueno, como ahora. La literatura y los guiones de Hollywood han querido relatar una historia de, como dice Brian Shaw, bendición y maldición. Les encantan las historias de redenciones, de chicos malos con final feliz. Bryant merecía antes el MVP. Merece más MVP's. Es el mejor jugador del mundo de la última década. Sin duda. Sin comparación posible.

VENTILADORCULAR dijo...

Ya sé que es un recurso, era una broma, creeme

Baraka dijo...

Ahora Kobe Bryant ha sido nombrado en el mejor quinteto defensivo de la temporada. El arbitraje en Utah unido a su lesión de espalda quizás sea demasiado para los Lakers...

Esperemos que se venga arriba en Los Angeles, al parecer está recibiendo una rehabilitación rara -y cara, supongo- que le hace mejorar.

Recemos al santo Pau y a Nuestro Señor Kobe del perpetuo socorro!!