ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

jueves, 19 de marzo de 2009

CLIENTES


Ni bien ni mal. No hay que hablar de ellos. Algunos son lobos con piel de cordero, otros corderos con piel de lobo. Otros directamente vienen sin piel. He echado a alguno del despacho, a otros me los he llevado a comer. Los hay que pagan y encima te hacen regalos y que ni pagan, ni regalan, ni te tienen el aprecio que merece quien respira por su boca y sufre por su corazón, tengan o no razón. Por otro lado, sea suerte o azar, mis clientes siempre la tienen. O quiero pensar que la tienen, aunque sea parcialmente. Es la magia del Derecho. Día tras día, bronca tras bronca, llanto tras llanto, grito a grito, los clientes van desfilando por el despacho. Una vez, de cuando en cuando, notas el agradecimiento puro y extremo de uno de ellos y se te olvida el resto. Esa es la magia de la abogacía.

8 comentarios:

Ventiladorcular dijo...

¿Y qué tal el tema de escote? Queremos saber....
Por otro lado, me gustaría hacerte una pregunta...¿aceptarías defender a un poresunto asesino?, por ejemplo al presunto asesino de MArta del Castillo

india dijo...

Es la magia de las relaciones,sea del tipo que sean...
Secundo la pregunta de Ventiladorcular.

Baraka dijo...

Para empezar, en todo caso podría defender al PRESUNTO asesino de Marta del Castillo. Porque 1) no está nada clara la historia, 2) el cuerpo no aparece...

Entiendo que aquí puede pasar cualquier barbaridad, hasta que la niña aparezca viva -Dios lo quiera- diciendo que era una broma para ganar notoriedad, aunque no lo creo.

Todo el mundo tiene derecho a ser defendido, y si el caso tuviera algún tipo de interés para mí, no dudaría en llevarlo.

Puedes estar tranquilo de aquí al futuro, psicopatillacular...

MR BAD GUY dijo...

Yo entiendo que un abogado, buen profesional, no puede tener objeción de conciencia. Es evidente que cuando te llega un asunto puedes decidir no llevarlo (a no ser que sea designación del turno) pero desde mi punto de vista el criterio para no hacerlo no ha de ser la culpabilidad o no del cliente o el hecho en sí de que se trate, más o menos repugnante, sino otros parámetros. Solo en los casos en los que hay implicación directa con el asunto entiendo que se renuncie a una defensa. Yo defiendo a un señor acusado de abusar sexualmente de tres menores. Sus padres me preguntaron en los pasillos del Juzgado ¿usted tiene hijos? Si realmente los abogados tuvieramos que plantearnos esa serie de cuestiones no podríamos ejercer nuestra profesión como ésta merece. Estoy de acuerdo con Baraka en que aunque sea por esos pocos agradecidos sigue valiendo la pena dedicar mas tiempo del "estrictamente necesario" conversando en el despacho con el cliente.

Anónimo dijo...

EL FOLLONERO

Después de tantos días currando de 9 de la mañana a 9 de la noche, después de tantos en los que te acuestas pensando en lo que tienes que hacer al día siguiente (de poco sirve porque siempre hay más cosas que hacer de las que planteas).

Llega una cliente al despacho y te regala el saco de la toga cosido por ella misma, perfectos ella y el saco.

Otro día, te llegan con una botella de vino de tierras manchegas de litro y medio para disfrutarlo con la familia en Navidad.

Como diría Serrat "son aquellas pequeñas cosas", detallitos que para mi son grandes, que me emocionan.

De los que piensan que tu trabajo es "inmaterial", "invisible" y, por tanto, gratuito, mejor ni hablar, malditos sean porque nunca llegarán a percibir ni levemente el sentido de la palabra JUSTICIA.

Como dice el Counter Strike "continuad en la brecha"

Baraka dijo...

O como también dice: "Fire in the hole!!"

¿o no vas a hablar de esa cliente que te regaló 400 € por lo sexy que eras?

Ventiladorcular dijo...

Trapos sucios en el antro del diablo?????????? Cuenta, cuenta......

Baraka dijo...

Lo siento, estoy obligado por el secreto profesional.

Ahora bien, si quieres que hable de trapos sucios en antros... ¿hablo de ti?