ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

domingo, 7 de diciembre de 2008

NAVIDAD JUDICIAL


Año de nieves, año de bienes. Añadimos la perífrasis "judicial" y la cosa cambia. El 2008 ha sido la confirmación de una cosa que siempre se supo: la gente estaba hasta las narices de la Justicia. Y no voy a nombrar al grosero de Pedro Pacheco. Ya lo he hecho, sin querer casi. El año está casi terminando y da para poder hacer recuento, aunque sea de jueces. Unos pocos nombres, empezando por Baltasar Gárzón y terminando por Ferrín Calamita (sin la "at"). Es año de jueces: fosas ignotas que se abrieron, sanciones ridículas a incompetentes, expedientes atrasados, falta de medios, huelgas, y muchas patadas en la espinilla a la otra profesión que se cree Dios (la otra son los médicos, por supuesto), la que tiene (y a veces hace la) puñeta. No pretendo desacreditar a unas personas dignas de todo mi respeto, que han aprobado su oposición merecidamente, que imparten la Justicia con mayúsculas lo mejor que saben y que guerrean a diario contra grandes enemigos como la desidia de algunos funcionarios, la malicia de muchos abogados, la torpeza de otros fiscales y el desinterés de todos los políticos. Pretendo desacreditar a aquéllos otros soberbios, prepotentes, groseros, inadaptados, irrespetuosos y sobre todo -y es lo más grave- injustos. Y lo malo es que no son aquéllos que salen por televisión llorando y diciendo que Dios les tendrá reservada otra misión si son expulsados de la carrera judicial. Y es navidad, es decir, que aun queda un mes para que los brocardos se tiñan del negro de las togas.

5 comentarios:

Woody Jagger dijo...

Amigo Baraka, me identifico tanto con este artículo que te sorprendería si te contara. No me queda mas que darte la enhorabuena por él. De lujo. No has dejado títere que se lo merezca con cabeza. Has hablado por mi boca.

pro_magicalonso dijo...

Pienso que los has puestos como son, estoy de acuerdo con este artículo. Saludos

Baraka dijo...

Gracias WJ, hablo de un mundo del que mucho debería cambiarse a mejor, pero nadie toma medidas, el judicial. Y si hablamos de otros temas, ni te cuento: Es más importante la reforma legislativa que agrade a tus electores y moleste a tus contrarios, que otra que sea razonable, coherente, adecuada a las auténticas necesidades de los ciudadanos. Siempre lo diré: me parece muy bien una regulación que permita el matrimonio homosexual porque así se cumplía una consigna electoral pero, ¿qué pasa con la ley de enjuiciamiento criminal, que es decimonónica? ¿no puede hacerse una modificación el código penal en bloque en vez de "por cachitos"? Este gobierno podrá ser aprobado por otras cuestiones, pero no por su habilidad para elegir ministros de justicia y para promover reformas legislativas de las que sí se necesitan con urgencia.

Pro_magicalonso, gracias por tu apoyo. He pasado alguna vez por tu blog y me ha gustado mucho la parte NBA. Un abrazo

Woody Jagger dijo...

De nuevo absolutamente de acuerdo. La justicia se ha caracterizado durante toda la democracia por el parcheo. O se realiza una reforma a lo grande o no se puede avanzar. Y es que todo está politizado: justicia, educación, sanidad, etc. Y los referidos son de interes general para los ciudadanos. Es increible que suceda, pero es así. Lo veo oscuro. Un abrazo.

india dijo...

El otro día me enganché a ver el reortaje sobre la Constitución,y me admiró el hecho de que hubiera,en la creción de las Cortes,unos ponentes tan lejanos en ideologías pero tan mano a mano en la tarea de hacer algo para todos,...quizás se ha perdido ese valor de trabajar para los ciudadanos,dejando aparte las diferencias de intereses propios (particulares o de partido)...Utopías que ya fueron.