ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

miércoles, 31 de diciembre de 2008

DEPORTE O DERECHO


Me quema la sangre. Me "jierve" que diría un castizo. Leo en el diario digital 20 minutos que Ricky Rubio, 18 años, cobra 8.000 euros AL AÑO en el DKV Joventut. Su cláusula de rescisión son 6 millones de euros, con dos cojones.Ya me podrán decir que si los de Badalona, que son catalanes, miran por la pela, bla bla bla. Eso es una estafa desde el punto de vista moral -posiblemente el mejor jugador de ese equipo es el que menos cobra- pero algo más desde el punto de vista del Derecho. Con esto pasa como con lo de Bosman, que si no se lleva a juicio no se gana (o pierde). Falta a la igualdad de derechos y obligaciones de las partes contratantes, más aún cuando creo que ya no vale el "derecho de formación" de jugadores, falta a los convenios salariales mínimos salvo que Jou Llorente diga lo contrario y falta a la proporcionalidad.

En la NBA la cosa, como todo, está mucho mejor planteada: allí en función de tu puesto en el draft ganas más y te garantizas sueldos concretos en los años venideros. El resto, se gana con publicidad. Pero es que según lleves una serie de años en la liga, también fijas tu salario mínimo. Los jugadores se ponen en huelga si hace falta (véase primer anillo de los Spurs), no como aquí.

Dirán que el basket hispano no da para tanto, que se pierden euros año tras año, que Scariolo es el entrenador perfecto para la selección, que Fran Vázquez no está dominado por la novia, que siempre ganan los mismos -normalmente el Tau- y que las múltiples "liguillas" intermedias anteriores a la ACB benefician a los jugadores jóvenes. Sí, claro. Y yo me lo creo.

La cuestión es que el Derecho ha de aplicarse a los trabajadores "especiales" como éstos, y lo primero que hay que regular son las cláusulas de rescisión. Que a la Bomba Navarro le hayan robado sus años de NBA por la pasta -la que debía, la que le perdonaban, la que cobra ahora- clama al cielo. La relación de la rescisión se regularía fácilmente, como si fuera otro tipo de contrato sinalagmático normal:

Vd., jugador mayor de edad, tiene 4 años de contrato, gana un millón al año, se va a mitad del segundo año a otro equipo, paga lo que le restaba por cobrar siempre que preavise en el plazo acordado para no dejar al equipo "tirado" y... A JUGAR!!!!

Lo demás son milongas, es decir, la España chapucera de la que debíamos haber huído hace varias legislaturas.

No hay comentarios: