ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

martes, 20 de enero de 2009

UN EURO DE CÁRCEL


El juzgado de lo Penal número dos de Jaén ha condenado a cinco años de prisión a un vecino de la capital de 33 años de edad que robó, bajo la amenaza de una navaja, un euro a otra persona.

La sentencia especifica que los hechos se desarrollaron en la madrugada del pasado 23 de octubre cuando el condenado se acercó a una persona y le pidió dos euros, a lo que la víctima le respondió que no tenía dinero.

Ante esa contestación, Víctor S.R. sacó una navaja plateada de unos ocho centímetros de hoja y, al tiempo que se le exhibía, le exigió nuevamente que le diera dinero bajo la amenaza de que "sería peor" si él mismo tenía que registrarle en busca de las monedas, con lo que acabó haciéndose con un euro.

En el juicio, el condenado negó estos hechos alegando que estaba en casa de su hermana y que fue detenido por la policía en el Pilar del Arrabalejo, si bien el magistrado fundamenta que los hechos están "perfectamente acreditados" y que no hay duda alguna de su participación en ellos.

Por tanto, el juez falla que este hombre es autor de un delito consumado de robo con intimidación y uso de armas en el que le aplica la agravante de reincidencia por lo que le impone una pena de cinco años de prisión.

1 comentario:

MH dijo...

Hay que tener en cuenta que robó un euro porque era lo que tenía, si hubiese llevado 1 millón, pues ese hubiera sido el botín. En definitiva, la pena recae fundamentalmente por utilizar un arma y la reincidencia.
Es curioso el caso de los carteristas, ya que si la cartera no lleva más de 500 euros es solo falta, no delito (pero claro, no hay intimidación). Así que, si roba 200 carteras con 400 euros, na de ná, pero si roba una con 501, delito. Qué dificil es buscar criterios objetivos en los tipos penales.