ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

jueves, 6 de agosto de 2009

RECLAMACIÓN A PROSTITUTA


Un panadero de Granada acudió a la Oficina del Consumidor de la ciudad andaluza para denunciar a una prostituta por dejarle insatisfecho, según publica el Ideal.

Un panadero con ganas de diversión se acerca a un prostíbulo de alto caché. Mientras toma una copa charla con una chica de alterne, y, en principio, tanto la tarifa de los servicios como la compañía le parecen bien. Pero resulta que queda insatisfecho y que a su juicio no se ha ganado los 160 euros que marca la tarifa. El cliente no llega a ningún acuerdo con el gerente del local, y menos aún con la chica. Así que el usuario ve que el dinero corre y sus necesidades se quedan sin cubrir. Ante tal coyuntura, decide presentarse en la Oficina del Consumidor y tramitar una denuncia.

2 comentarios:

vinti dijo...

Aquí poco te voy a comentar. El grado de satisfacción e insatisfacción es muy subjetivo. ¿Se puede valorar legalmente el grado de amor-rencor?

¡A lo mejor el panadero era insensible!

Anonymous dijo...

...... o la prostituta celiaca