ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

miércoles, 19 de agosto de 2009

CUIDADO BLOGGERS


Un juez de Nueva York ha ordenado al buscador de internet Google que revele la identidad del autor que dedicó un blog entero a insultar a una modelo de Manhattan, para que ésta pueda demandarlo, informó hoy el diario New York Post.

La modelo neoyorquina Liskula Cohen está cada vez más cerca de saber quién se encuentra detrás del blog Skanks in NYC ("Putas en Nueva York"), en el que se han colgado fotografías suyas acompañadas de palabras ofensivas de la jerga popular con la que se refieren a las prostitutas en inglés.

"Espero de verdad que no se trate de alguien que conozca", aseguró al diario la modelo de 27 años, que ha aparecido en revistas tan conocidas como Vogue, después de conocer la orden de la juez Joan Madden de obligar a Google, que alberga el blog a través de su servicio Blogger.com, a desvelar la identidad de su autor.

La juez asegura en su auto judicial que la modelo tiene derecho a saber quién le dirige insultos a través de un blog cuya "idea principal es que Cohen es una mujer promiscua", a quien el autor llega a referirse como "una prostituta dispuesta a practicar sexo oral".

"¿Qué edad tiene esta puta? ¿Cuarenta y tantos? Es una puta psicótica y mentirosa que a su edad aún frecuenta discotecas", es uno de los comentarios que se dedicaban desde ese espacio web a Cohen, quien dice haber notado las consecuencias en su carrera profesional de modelo.

"Las normas contra la difamación en la red son las mismas que en el mundo real", dijo el abogado de Cohen, Steven Wagner, quien espera que la decisión judicial mande un mensaje a los blogueros y a cualquiera que utilice el anonimato de internet "para difamar cobardemente".

El autor de Skanks in NYC ha luchado desde principios de 2009, cuando la modelo inició el proceso legal para eliminar el blog y presentar una demanda de difamación, para mantener su anonimato, por lo que ha sido representado en los juzgados de Nueva York por su abogada.

"Las compuertas se abrirán si se tratan de regular este tipo de insultos, que son muy comunes y se encuentran muy extendidos en internet", dijo la letrada que representa al bloguero, Anne Salisbury, quien aseguró que "se puede ser mezquino, pero no se puede mentir sobre una serie de datos que puedan probarse como falsos".

2 comentarios:

vinti dijo...

Cada vez hay más libertad de no ser libre. O al revés.
Lo escuché ayer en una peli muy interesante "Al final de la escapada", o "a bout the souffle" de Jean-Luc Godard.

malatesta dijo...

Pues a mí me parece muy bien. El anonimato en la red no está para poder despacharse a gusto insultando y mintiendo sobre los demás.
Siempre he defendido que "no todo vale" en internet.