ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

sábado, 1 de agosto de 2009

CENSURA A LA PRENSA




Un vídeo emitido por La 2 de Televisión Española muestra al jefe de prensa del Ministerio de Trabajo, Manel Fran i Trenchs, amenazando a un periodista. Los hechos ocurrieron después de una rueda de prensa del ministro Corbacho. Después de la respuesta sobre una pregunta relacionada con las negociaciones por el diálogo social, Fran i Trenchs recrimina al periodista: «Hubo una rueda de prensa de una hora sobre este ema».

El periodista se defiende pero el responsable de prensa de Trabajo le espeta: «Voy a quejarme. Lo has hecho mal, muy mal. Es más, voy a pedir que pregunten quién eres y evitar que vengas en la medida de lo posible».

La Asociación de la Prensa de Madrid ha requerido "explicaciones y disculpas" al Ministerio de Trabajo por el comportamiento de su responsable de Comunicación, Manel Fran i Trenchs, que amenazó con vetar la entrada de un periodista de TVE por hacerle una pregunta al ministro Cobarcho al término de una rueda de prensa.

Según un comunicado de la APM, "el comportamiento del responsable del gabinete de prensa de Ministerio de Trabajo frente a un periodista de RTVE merece condena y rechazo, por cuanto refleja reprobable ofuscación e inaceptable prepotencia".

"Exigimos del Ministerio de Trabajo una explicación de este comportamiento y una disculpa ante al afectado y también ante la opinión pública", continúa la nota. "La función de los periodistas es informar, contar a la sociedad lo que ocurre, ejercer de perros guardianes de las libertades y los derechos de los ciudadanos. En ese sentido el deber de los personajes públicos es dar explicaciones, comparecer, responder a las preguntas, especialmente en el caso de personajes públicos compromete sobre todo a quienes están en el secreto del sumario, pero no a los periodistas cuyo tr-abajo es informar con respeto a la verdad y verificación de los hechos".

"Las amenazas, que lo son, del responsable de Prensa de Trabajo son inaceptables, deplorables, otro caso más en una escalada de desprecio al trabajo de los periodistas y una prueba adicional del deterioro de la democracia.Los periodistas no podemos dejar pasar estos casos, exigimos explicaciones y disculpas".

"Apelamos a los compañeros a extremar el celo en el cumplimiento de los deberes profesionales y, simultáneamente, a reclamar de las fuentes de información respeto. Y apelamos a los directores de los medios a responder de forma clara y rotunda a quienes amenazan y obstaculizan el ejercicio de una libertad esencial: la de informar", concluye el comunicado.

No hay comentarios: