ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Yes we can

"Sabemos que la batalla que se nos presenta será larga, pero recordad siempre que no importa qué obstáculos estén en nuestro camino, nada puede interponerse en el camino del poder de millones de voces que piden el cambio.


Nos han dicho que no podremos conseguirlo un coro de cínicos que se volverán más ruidosos y más molestos en las semanas que están por venir. Nos han pedido hacer una pausa para analizar la realidad. Nos han pedido que pongamos los pies en la tierra, nos han advertido que no demos a la gente de este país falsas esperanzas. Pero en la peculiar historia de América, nunca ha habido nada falso sobre la esperanza. Ya que cuando nos hemos enfrentado a probabilidades imposibles; cuando nos han dicho que no estamos listos, o que no deberíamos intentarlo, o que no podíamos, generaciones de Americanos han respondido con un credo simple que resume el espíritu de un pueblo. Sí podemos.


Era un credo escrito en los documentos fundacionales que declararon el destino de una nación. Sí se puede. Era susurrado por los esclavos y los abolicionistas mientras se abrían camino hacia la libertad. Sí se puede. Era cantado por los inmigrantes que partían de lejanas costas y por los pioneros que se abrían camino hacia el Oeste contra un implacable desierto. Sí se puede. Este era el canto de los trabajadores que se organizaron; de las mujeres que lograron el voto; de un Presidente que escogió la luna como nuestra nueva frontera; y un Rey que nos llevó a la cumbre y señaló el camino a la Tierra Prometida. Sí, podemos lograr justicia e igualdad. Sí, podemos lograr oportunidades y prosperidad. Sí se puede curar a esta nación. Sí se puede reparar este mundo. Sí se puede. [...]


Ahora las esperanzas de la niña que va a una ruinosa escuela en Dillon son las mismas que los sueños del muchacho criado en las calles de Los Ángeles; recordaremos que algo está pasando en América; que no estamos tan divididos como la política sugiere; que nosotros somos un pueblo; que somos una nación; y juntos comenzaremos el siguiente gran capítulo en la Historia americana con tres palabras que sonarán de costa a costa; de un mar a otro brillante mar. Sí. Nosotros.

Podemos. "

http://es.youtube.com/watch?v=1yq0tMYPDJQ

3 comentarios:

Sara dijo...

Qué grande, Enrique... We did it.
Por cierto, cambiando de tema, me he encontrado en el súper a tu cuñado Antonio, es un crack.
Besos,
S.

Baraka dijo...

Ya te digo, Sara. De hecho, próximamente estaré por ahí (nuevamente) y espero que para entonces esté ya arreglado el temita de marras.

Te perdiste a mi señora esposa cocinando berza gitana con Granero en su programa??

EL FOLLONERO dijo...

Sara gracias por tu comentario, yes we did it. Enhorabuena por tu blog.

Eu tambem falo um bocadinho de português.

Un beso.