ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

lunes, 10 de noviembre de 2008

¿SINDROME DE ALIENACION PARENTAL? (DENUNCIAS FALSAS)

"El 80% de las denuncias de abuso sexual a menores en los divorcios son falsas"

"Cuando ya nada nos une, los hijos son la única munición que nos queda para resolver los conflictos emocionales con la ex pareja. Si a esto sumamos las ganancias secundarias que arrastra tener la custodia de los hijos (vivienda y pensiones) podemos hacernos una idea muy clara del peligro que corren los más pequeños". Éste es un pequeño extracto de uno de lo capítulos del libro de José Manuel Aguilar titulado Tenemos que hablar, en el que analiza cómo evitar los daños del divorcio de los progenitores en los menores. Aguilar, que es psicólogo clínico y forense especializado en la evaluación y tratamiento de las patologías que se analizan en el ámbito de los tribunales, y que ha escrito varios libros sobre el llamado Síndrome de Alineación Parental (SAP), ofreció ayer una conferencia en el III Simposium sobre la Guarda y Custodia de los hijos que, desde el jueves, se ha celebrado en el Centro de Familia de las Veredillas en Santa Cruz de Tenerife, en la que habló sobre las diferentes formas de maltratar a los hijos tras la ruptura matrimonial.

En este sentido, Aguilar aseguró que, atendiendo a las cifras manejadas por las instituciones de medicina forense, servicios hospitalarios y profesionales de la psicología, "el número de alegaciones de abusos sexuales falsas, dentro del ámbito del divorcio contencioso, se mueve entre el 60% y el 80% de los casos". Esto se debe a un motivo fundamental, según explica Aguilar, "y es que la presentación de una denuncia por maltrato o por abuso sexual provoca la inmediata suspensión cautelar del régimen de visitas", iniciándose un largo proceso judicial, que en función de la carga de trabajo del juzgado puede tardar unos cuantos meses en resolverse, hasta 15, por ejemplo, en el caso de Santa Cruz de Tenerife.

Además, es frecuente que la propia administración de justicia justifique este comportamiento alegando que el progenitor lo que estaba haciendo era "velar por los intereses del menor". José Manuel Aguilar, en este punto, también fue muy crítico con los peritos que realizan los informes psicosociales (tanto los funcionarios públicos como los privados) y apuntó que éstos tienen que hacer valoraciones técnicas, "no decir mi opinión es; a mi juicio yo recomiendo...". "He visto auténticas barbaridades" en relación a algunos informes emitidos por psicólogos, y citó varios ejemplos de algunos de ellos: "Un técnico reconoce que la madre es alcohólica, pero dice que la custodia le sirve de terapia; u otro que no le otorga la custodia al padre porque dice que no está preparado para el cuidado del menor basándose en una tesis que hizo hace 15 años. Es decir, auténticas barbaridades".

A juicio de José Manuel Aguilar, el uso de los hijos en la negociación de las condiciones del divorcio "siempre ha existido por ambos progenitores. El hijo es muy goloso y encima ahora lleva bajo el brazo, no un pan, sino una vivienda y el pago de una pensión". "Esto nos tiene que hacer reflexionar", dijo Aguilar, "porque al final, el único que sufre es el menor que en muchas ocasiones se ve envuelto, sin necesidad, en una evaluación médica y psicológica, que le traerá graves e importantes consecuencias".

El Síndrome
El Síndrome de Alineación Parental o SAP es "una alteración del comportamiento del menor, resultado del proceso por el cual un progenitor transforma la conciencia de sus hijos, mediante distintas estrategias, con el objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro porgenitor, hasta el punto de que el menor no desee estar con él". Para Aguilar el SAP siempre ha existido, "lo que pasa es que ahora se llama de esta forma". Tampoco dice que esté aparejado directamente a la mujer, "lo que pasa que siempre se habla de la madre porque es la que normalmente tiene la custodia, pero la mala leche no tiene sexo". En los últimos años, aunque no hay cifras, "se han detectado casos escandalosos de este tipo".Cuando uno se adentra en un divorcio "entra en una batalla en la que se va a ver quién tiene las mejores armas. Nosotros tenemos que luchar por romper esta dinámica de pelea e ir a la mediación, sobre todo por los hijos".

Para salvar esta situación, Aguilar apuesta decididamente por la "mediación" como alternativa a la judicialización. "Hay que disminuir el conflicto y atenuar la pérdida emocional del menor". Asimismo, "hay que acabar con determinados roles como por ejemplo que si la madre acepta la custodia compartida o no pelea con uñas y dientes por sus hijos es una mala madre".Durante la segunda jornada del Simposium también se habló sobre los incumplimientos de las sentencias en el derecho de la familia y sus consecuencias. María Rosa Rubio, fiscal delegada de Violencia contra la mujer, explicó que contra el incumplimiento de las sentencias caben múltiples sanciones y una de ellas (la más grave) es, precisamente, "la pérdida de la patria postestad, multas coercitivas, o en su caso, modificación de la guardia y custodia del menor.

Publicado en el Diario de Avisos (Tenerife)
Autor: María Fresno

4 comentarios:

Baraka dijo...

La cuestión es: sería ALINEACION O ALIENACIÓN???

Te alineas con tu padre o tu madre te aliena de él??

VENTILADORCULAR dijo...

Qué hijoputas que podemos ser ¿eh?

Livy dijo...

Eres un saco sin fondo de información, amigo baraka.
La verdad es que no soy mujer divorciada ,ni tengo hijos, pero vamos, que si lo fuera, yo exigiria a mi contraparte que viese a mis hijos, más que la pensión, he visto casos de madres que sólo pelean porque sus ex les pasen una buena pensión, pero les es indiferente si el padre se preocupa por la educación de sus hijos, por verles habitualmente, he visto demandas por incumplimiento del pago de la pensión, te aseguro que no he visto ni una sola por incumplimiento del régimen de visitas establecido.
"Cosas veredes amigo Sancho"

pedro dijo...

Que tan acertado estas estas con el SAP. Yo en carne propia estoy sufriendo una denuncia de abuso sexual de mi ex frente a un reclamo de aumento del regimen de visitas que le hice. Hoy me encuentro sin ver a mis hijos sin saber hasta cuando y con toda una sociedad cuestionandome a mi. DEBEMOS HACER ALGO PARA QUE ESTO SIGA PASANDO. me gustaria recibir algun asesoramiento al respecto Atte. Pedro de ARGENTINA