ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

miércoles, 12 de noviembre de 2008

MAGNUM 44: "RED DE MENTIRAS", entretenimiento de género con substancia

La verdad es que la filmografía de Ridley Scott, en esta década, me parece cuando menos irregular (como lo ha sido siempre, por otro lado). Disfruté mucho del director´s cut de “El reino de los cielos”, del derroche de técnica desplegado en “Black Hawk derribado” e incluso del juguete ingenioso que fue “Los impostores”. Sin embargo, me aburrí soberanamente con “Un buen año”, y considero que están notablemente sobrevaloradas películas como “Gladiator” o “American gangster”.
Por eso, cuando me senté en la butaca a visionar “Red de mentiras” y tras el bombardeo publicitario recibido, creí que tocaba una de cine comercial, muy correcta y entretenida, pero poco más. He de reconocer que lisa y llanamente no es así.
Y es que “Red de mentiras”, si bien se presenta con la envoltura de un estupendo thriller de espías, también sabe situarnos en el teatro geopolítico de Oriente Próximo con un tono más que adecuado al film de género que es ante todo.Así, hemos de agradecer al guionista William Monahan y al propio buen hacer de Scott el ir más allá del concepto hollywoodiense de película de acción. En este sentido, la cinta nos despacha envenenados dardos hacia la política de la Administración Bush respecto a Irak y la campaña contraterrorista. De ello, el personaje al que da vida Russel Crowe es paradigmático. Perfecta definición del burócrata planificador de guerras por control remoto, su cinismo y moral practicante de la doctrina “todo vale” para alcanzar el fin consiguen impresionarnos por su verismo. El contrapunto lo da DiCaprio, excelente, en un rol con connotaciones de su personaje en “Diamante de sangre”. Aquí es el hombre de campo, el peón ignorado, la conciencia obligatoria y el que trata de sostenerse a base de lealtad y principios. En medio, Mark Strong (haciendo, por cierto, de un correctísimo Andy García) que representa la capacidad de autogestionar la situación, el aliado necesitado y necesario, expeditivo y posible que, no obstante, al igual que absolutamente todos los demás personajes, esta enredado el marasmo de engaños, faroles y dobles juegos que contribuyen a enquistar un conflicto de cada vez más aparente lejana solución.
Rodada con una pulcritud y ritmo inobjetable, fotografiada con sentido de la espectacularidad y mejor montada por el siempre maestro Pietro Scalia, “Red de mentiras” me ha sorprendido gratamente como entretenimiento adulto, con fondo y calado, que no alcanza las excelencias de “Syrana” pero que supera con creces productos similares fallidos, más o menos recientes, como “La sombra del reino” o “Expediente Anwar”.
By Harry Callahan
TÍTULO ORIGINAL: “Body of Lies”

3 comentarios:

MH dijo...

No puedo comentar esta película en concreto porque no la he visto, pero comparto con el Sr. Sucio la consideración de la notable irregularidad de Scott (Ridley y también Tony). Efectivamente, películas como Gladiator están algo sobrevaloradas, pero no sólo Un buen año es un tostón, también me lo pareció El Reino de los cielos. En cuanto a lo de Di Caprio, he de decir que de un actor inaguantable ha evolucionado notablemente, y ha encadenado interpertaciones estupendas en Atrápame si puedes, El Aviador o Diamante de sangre.
Finalmente decir que Syriana intenta ser una brillante crítica intelectual pero queda reducida a un tostón pretencioso.

Harry Callahan dijo...

Sobre "El reino de los cielos" te recomiendo ver (si no has visto)el montaje del director, es largo pero todo está mejor desarrollado y los personajes son más lógicos en sus procederes. Sobre DiCaprio coincido en que esta alcanzando una etapa de madurez interpretativa más que interesante. No obstante, te recomiendo (si no has visto) un film de antes de "Titanic", que creo es la cinta que desvió su carrera temporalmente. El título es "¿A quien ama Gilbert Grape?". Sobre "Syriana" creo que eres más que severo. Puede ser algo cunfusa y descuidar ciertos tópicos, pero en absoluto aburre y creo que no ha lugar a lo pretencioso pues me parece honesta consigo misma y con el espectador. Y por supuesto va mucho más allá de lo que suele ir cualquier producto made in Hollywood.

Baraka dijo...

Discrepo!!! Tanto "Syriana" como "Babel" me parecen unos peñazos importantes, que intentan seguir el estilo narrativo de la grandísima "Traffic". Una que no estuvo mal fue "Crash", aunque era más de lo mismo. "Michael Clayton" es mucho mejor película, más sólida y quizás personal que las demás.

Las pelis "corales" es lo que tienen, que tanta confusión acaba por matarte el gusto, el olfato y hasta el sexto sentido.