ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

miércoles, 13 de mayo de 2009

DÍAS GRISES


Días grises de comienzo a fin. Levantarse por la mañana y ver colores de otoño en primavera es confundir la mente con tristeza el día de la alegría. No se sabe si lloverá o hará frío, si el sol acabará saliendo de nuevo o permanecerá oculto tras una ladera, eternamente. Es eso tan característico de los días grises de mayo, que nunca sabes cuándo aparecerán, ni cuándo se irán.

4 comentarios:

india dijo...

Ay madre!que el abogado está poético,romántico,nostálgico...pobre Raquel jijiijijiiiijijijiji
Ná,es bromita,grandullón!
Me gustaron tus frases,enlazadas con hilos melancólicos.A los días de Mayo grises,les pasa como a ti...me sorprendes cuando apareces así,pero no busco cuándo te vas a ir...es un placer ver tu lado poeta!
Besazos!!!!!

Livy dijo...

Qué poéticos los días grises cuando aparecen de repente, pero cuando están de continuo dejan de ser poéticos para ser incordiantes y si a esos días grises les unimos lluvia...vale que hoy en Bilbao llueva (hay que llorar a nuestros leones) pero que no llueva de continuo, pero yo quiero ya solete...SO LE TE, juer...
besos

ana dijo...

Terminó saliendo el sol. Por ahora, claro. Del verano todavía no sabemos nada, esta primavera raruna con más vocación de medio invierno que de otra cosa parece que nos ha cogido cariño. Yo a ella no tanto. Empieza a hacerse pesadita, la verdad.
En fin, que como siempre, los refranes tienen razón. Ya sabes, hasta el cuarenta de mayo...

Besines.

Palabro: jerseso (¿es una variación del cibersexo?)

Baraka dijo...

El sol siempre acaba saliendo metafóricamente. Y físicamente también. Sólo hay que aguantar la espera. No sé si soy poético, melancólico o simplemente doy rienda suelta -brevemente- a mi vena literaria, escondida o casi enterrada por la paternidad.