ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

jueves, 28 de agosto de 2008

NO OFENDE QUIEN QUIERE...

Sí, lo digo como una confesión aunque ya muchos de vosotros lo sabéis... éste era yo hace no muchos años...



Luego vino la emancipación, el curro de más de 50 horas a la semana, la falta de deporte, el sedentarismo, las lesiones y todo lo demás. El resultado: me convertí en un tipo grueso, por no decir gordo. Sigo duro como una piedra, la verdad. Pero el tronco ha ensanchado y ensanchado, la cara se me puso de pandereta, empecé a no gustarme a mí mismo, hasta el punto de tomar en varias ocasiones la determinación de adelgazar mediante dietas de endocrino, palizas en el gimnasio y paseos ("te recomiendo una hora, pero haz media") sin fin. Era eso y seguir trabajando las 10 horas, atendiendo a mujer e hija y tratando de hacer algo divertido, en fin, que no había manera.

En estas estamos cuando ya me acabo de hartar, soy joven aún, no debo aceptar la obesidad que se cierne sobre mí, y decido ponerme otra vez a dieta, pero no de endocrino, sino "mi dieta". Elimino el cerdo, prácticamente el pan, el aceite, las frituras, el azucar, uvas, maíz... Todo lo que las anteriores dietas me decían que no debía tomar dado que retengo mucho líquido. Eso lo hacía por mi familia primero y luego por mí. Lo hago.

Y entonces me digo a mí mismo que no puedo hacer solo dieta, necesito moverme, sudar, volver a ejercitar músculos olvidados. Me he dirigido a antiguos amigos, compañeros del baloncesto, y he pedido que me dejaran entrenar "a mi ritmo". Primero me dijeron que sí, que no había problema y luego, al terminar el primer día, que no, que no había sitio. Muchos jugadores, en teoría...

¿Me sentí humillado? Para nada, hay que saber ser un caballero y es mi gusto serlo, además sé que no pretendían hacerlo, simplemente hubo egoísmo de por medio. Jamás podrán ofenderme así, pero sí motivarme.

Y lo han hecho.

4 comentarios:

VENTILADORCULAR dijo...

Te ha faltado hacer alusión a las locas solterías de los amigos, los bocatas de chicharrones, de tortilla alioli, y los tintorros tiraos bajo el sombrajo de una casa de los de toa la vida.
A mí me da vergüenza ajena escuchar a la gente hablar de los físicos de los demás. Cada uno está como está y punto.
Bueno, ánimo, no te hace falta ir mendigando un espacio para hacer deporte. Si quieres podemos quedar algún día para correr o echar unas canastas.

Vampirella dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vampirella dijo...

No pueden ofenderte y en el caso de que pudieran, ¡no te dejes!

Haz deporte de forma independiente poco a poco, o comprate algunos aparatos para tener en casa (si esta es lo suficientemente grande para que te permita tener un mini-gimnasio) y asi ir a tu ritmo.

A mi me pasa lo mismo, no hago nada de deporte, demasiadas horas sentada, y ya se me empieza a notar, no porque este gorda ni nada por el estilo, pero si voy a tener que hacer algo para endurecer, creo que este invierno optare por el patinaje en linea en solitario (nadie quiere acompañarme) que siempre me ha apasionado :D

Vampirella dijo...

por cierto, el comentario suprimido es mio, que habia repetido el mismo comentario dos veces y he borrado una