ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

sábado, 23 de agosto de 2008

MAGNUM 44: "El caballero oscuro", segundas partes... ¿nunca fueron buenas?


Tras mi periplo por tierras de Hayao Miyazaki y del maestro Kurosawa, lo que explica cierta sequía en mis participaciones en el blog (pido sinceras disculpas), lo primero que me he despachado es “El caballero oscuro”.
Este nueva entrega de las aventuras del hombre murciélago es más oscura, más contundente y más cuajada, si cabe, que su antecesora. La clave está en la perfecta entente que forman los hermanos Nolan (Jonathan, guionista; y Christopher, guionista y director) y David S. Goyer, colaborador también en la escritura del libreto. Ellos, amparados en las reescrituras más nuevas de la propia novela gráfica y en los personajes ideados por Bob Kane, han sabido, en los dos títulos más recientes de la franquicia, reinventar el universo Batman y los seres que lo pueblan.
Se han distanciado para ello de la propuesta burtoniana y de los horrores perpetrados por Joel Schumacher, y han apostado por una textura visual densa, opresiva y realista. Han cargado las tintas sobre las psicologías de los personajes y han parido, además, en este segundo film un Joker prodigioso, encarnado además por Heath Ledger en particular estado de gracia.
Y es que la interpretación que hace el tristemente desaparecido actor australiano es sencillamente perfecta, turbadora e inquietante. El Joker es la autentica fuerza que mueve el film, un ser que goza salvajemente viendo arder el mundo que le rodea. Un elemento que destroza todo a su paso y que desencadena la trama y la evolución de los personajes hasta el desenlace final que da justificación al título del film.
Poca objeción cabe oponer pues a la película así planteada. Su ritmo además es frenético y el score a cuatro manos, de Newton Howard y Zimmer, funciona de diez. Quizás solo macular la retahíla de halagos con ciertos excesos narrativos que se justifican en querer contar demasiado en un solo episodio, y un error de casting que afea sensiblemente un conjunto casi inmejorable: la elección de Aaron Eckhart para un personaje esencial a cuya altura, sencillamente, no sabe estar, lo que lastrará la propia credibilidad de las acciones de este personaje. El resto del reparto, cumple con el oficio propio de los Freeman y Caine, todo un lujo (hagan lo que hagan) a cuyo nivel no desentonan Christian Bale y Maggie Gyllenhaal.

by Harry Callahan

TÍTULO ORIGINAL: “The Dark Knight”
DATOS TÉCNICOS:
http://www.imdb.com/title/tt0468569/

3 comentarios:

Baraka dijo...

Amigo Callahan, bienvenido de vuelta de tus vacaciones "vegetarianas" a este tu blog.

Igualmente he de decir que esta película entremezcla algunas novelas gráficas de Batman como son "Año uno", "Dark Victory" y alguna idea de la gran "El regreso del señor de la noche", la cual espero con tanta ansiedad como "Watchmen".

Sólo quiero hacerte una precisión, respecto del título del post:

"SEGUNDAS PARTES NUNCA FUERON BUENAS, EXCEPTO LA DEL PADRINO".

VENTILADORCULAR dijo...

Me han dicho que está bastante bien

MH dijo...

Si penetra en la psicología de los personajes como en la primera, y no en caricaturas como las anteriores batman, debe ser interesante. No olvidar "El Imperio Cotraataca" o "Desde Rusia con Amor", gracias