ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

viernes, 27 de febrero de 2009

SEXTOS HOMBRES


Desde siempre ha habido jugadores de grandísima calidad que en sus años finales han recalado en equipos aspirantes al anillo para reforzarlos en experiencia y conocimiento del juego y que, además, han ayudado a educar a esas jóvenes y descerebradas estrellas de la competición. Mirando atrás, vemos a jugadores como Bob Mc Adoo, Orlando Woodrige, George Gervin, Bill Walton, Robert Horry, AC Green, Horace Grant, Zo Mourning, Sam Cassell o PJ Brown, por ejemplo.

En parte el éxito de sus equipos, la consecución del Anillo de Campeones del Mundo, depende de estos veteranos de mil batallas, en sus últimos años de baloncesto. Este año, con aquello de la tan consabida -y aburrida, ya- crisis, los equipos NBA -sus dueños- se han rascado poco el bolsillo. Los Cavaliers de Lebron han querido romper la Banca con la adquisición de Shaquille O´neal, pero Phoenix dijo que no (seguramente por saber el estado de Amaré) pero los únicos que han hecho algún fichaje de interés real han sido Toronto Raptors y Miami Heat (Jermaine por Marion) y Boston Celtics que tras adquirir a Miki Moore, un solvente aunque falto de poderío físico ala pivot, se han lanzado a los cocodrilos fichando a Starbury, AKA Stephon Marbury.

El jugador que eliminó a España en los JJOO´04 con sus 6 triples es un prodigio físico y talentoso, con una trayectoria de all star mucho mas completa que la de otros que se quedaron por el camino como Steve Francis. Su carácter díscolo y complicado lo han hecho ir rebotando de equipo en equipo hasta el fiasco final en NY City. Boston es su último tren, y debe saberlo. Se reúne con su amigo de juventud, Big Ticket Garnett, y será arropado por All Stars como Allen y Pierce -la auténtica estrella de los verdes- así que todo irá más suave.

Los Celtics siguen en la brecha pero no sé si será suficiente en abril...

2 comentarios:

jr dijo...

Está claro que reforzará al equipo en una posición huérfana ya que Rondon estaba sólo (Pruitt no cuenta y House es más escolta). Creo que han acertado los Celtics.

Baraka dijo...

Marbury y Moore dan profundidad al banquillo de Boston, precisamente lo que le faltaba este año con el traspaso de Cassell y la retirada de Brown, unidos a la huída de su "stopper".