ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

jueves, 19 de febrero de 2009

ERROR FATAL (PAUL)


Los celos llevaron a Colin Scully, de 53 años, a estrangular a su mujer Tracey, de 39 años, después de que ella gritara 'Paul' mientras estaban haciendo el amor.

Scully ya sospechaba que su mujer tenía un lío por una serie de mensajes de texto que le interceptó y, finalmente, demostró que no estaba equivocado, según publica 'Mailonline'. Ocurrió en Bridlington (Inglaterra). El 'lío' era Paul Deighton, un amigo común de la pareja. A este hombre de 53 años 'se le fue literalmente la cabeza' cuando escuchó el nombre de otro en la cama, y por eso cometió el asesinato, según le hizo saber a la Policía.

Al parecer, nada más escuchar 'Paul', se arrodilló sobre su pecho, la estranguló hasta la muerte y la tiró de la cama. No contento con eso se fue a dormir al cuarto de sus hijos como si no hubiera pasado nada.

A la mañana siguiente llamó a la Policía y dijo: "Le he hecho algo a mi esposa, pero no sé qué". De hecho, después de que llegara la Policía al lugar de los hechos, preguntó: "La he estrangulado, ¿verdad?".

Según relató Paul a la Policía, entre él y la mujer de Colin no había pasado nada en absoluto.

3 comentarios:

india dijo...

Quizás ni siquiera salió de sus labios el nombre de nadie...si el marido estaba convencido de que había lío,pudo ser ya su mente siniestra la que le susurrara el Paul a sus mismos oídos...lo pensará él,o se mantendrá en lo cómodo de creer que ella tuvo la culpa?

Livy dijo...

Estoy con india, además es una buena excusa para alegar enajenación mental transitoria, podió...quién dice que de verdad sucedió así?, el caso es que la mujer está palmerita y él tan ricamente, se ha quitado a la parienta de encima y alega locura transitoria que bonito....

Wood dijo...

A veces la imaginación al realizar el acto puede jugar malas pasadas. Por supuesto la respuesta de ese macho es de lo más ruin y mezquina.