ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

viernes, 27 de junio de 2008

MAGNUM 44 : "El increible Hulk", dos filmes en uno

Si en su momento me llamó la atención que “Hulk” fuera dirigida por Ang Lee, parecida sorpresa me causó saber que iba a estrenarse, en relativamente poco tiempo, otro film sobre La Masa, que no era precisamente una secuela y que estaría protagonizada por Edward Norton.Mi sorpresa fue aún mayor cuando supe que Norton no sólo encarnaba a Bruce Banner, sino que su compromiso con la película era tal que además había escrito parte del guión (si bien no consta finalmente acreditado), e incluso había rodado algunas secuencias de la cinta. Y es que coincidiremos que un blockbuster de este tipo no parece ser el habitat natural de un actor que tiene en su carrera cintas como “American History X” o “El club de la lucha”.No obstante, mi filia hacía Norton y que produjese el film la Marvel me hizo albergar esperanzas de que el asunto cuajase en un producto lejos del fallido antecedente de Ang Lee, y mucho más próximo a la mítica serie de TV que con el título de “El increíble Hulk” había sido todo un éxito a finales de los 70. Visionada la cinta, me siento decepcionado.Lo primero que puede decirse es que, como le ocurre a la personalidad dual del científico protagonista, estamos ante dos películas dentro de una. Me explico. Toda la primera mitad de metraje raya el notable. Con unos excepcionales títulos de crédito iniciales (aprovechados para poner en situación al espectador); unas escenas de persecución vibrantes, rodadas en un escenario tan complicado como llamativo y que concluyen en la primera aparición de un Hulk intuido y aterrador. Norton además está sencillamente perfecto en su roll, gesto y fragilidad (ejemplo, momentos después de la desconversión); y el libreto avanza con el tempo justo, atesorando incluso emotividad en momentos como el reencuentro de Banner y su novia. Todo ello está captado por la cámara, suponemos que del galo Louis Leterrier (o quizás me atrevería a asegurar que del propio Norton, la mayor parte del tiempo) con una espectacularidad nada cacharrera. Incluso sale Lou Ferrigno, la Masa en la serie de tv, en un genial cameo, además del habitual de Stan Lee en las películas de sus creaciones. Pero a partir de la mitad de la cinta, coincidiendo con que la pareja protagonista pasa la noche en un motel y a Norton, curiosamente, le cortan el pelo, la cinta, como le ocurriera a Sansón tras pasar por las manos de Dalila, pierde todo su fuelle, buen hacer y virtud, para convertirse en una sucesión de obviedades, efectos especiales, y simpleza narrativa, que desembocan en una pelea final tan ruidosa como mal resuelta. Una segunda parte de filme que es larga y está cuajada de personajes con psicologías ausentes.El porqué de esta bipolaridad probablemente reside en los conflictos artísticos habidos entre Norton y el propio director del filme con la Marvel. Los primeros propusieron un montaje rechazado por la segunda por largo y excesivamente “aburrido”, con "demasiado diálogo" y poca acción... De hecho, la editora ahora metida a productora rehizo el referido montaje amputando todo lo que en su opinión sobraba. Esto es lo que se estrena ahora. Un producto que pretende contentar a todos los públicos posibles, adultos fans del comic y la serie y niños (¿por qué sino termina del modo que lo hace el combate final?); una cinta con la que vender mucho merchandising. Da igual que por el camino personajes como los que infrainterpretan William Hurt y Tim Roth quede planos o que todo se precipite y pase a ocurrir impulsivamente, sin demasiada justificación.Edward Norton, ante semejante “Frankenstein”, se ha desentendido de la promoción del filme y le alabo el gusto. Supongo que su decepción ha sido similar a la mía al comprobar que a la Marvel preocupa más la taquilla y vender muñecos verdes que dar calidad a las adaptaciones de los personajes de sus cómics.Ya estoy esperando el montaje de Norton que sin duda caerá en DVD en no demasiado tiempo.

By Harry Callahan
NOTA: 6/10

7 comentarios:

miguelvelez dijo...

Aún no he visto la nueva versión THE HULK, pero me he devorado y tengo en DVD y DIVX creo casi todo lo que ha sido pasado a la gran pantalla o al televisor del UNIVERSO MARVEL.

Un paréntesis KIT KAT, ahora que caigo mientras las pantallas de los televisores cada vez son más enormes las "grandes" pantallas de los multicines cada vez son más chicas, llegará un momento que se igualen. Fin del paréntesis.

A lo que iba, completamente de acuerdo con HARRY CALLAHAN en que MARVEL, la llamada "casa de las ideas" como EMPRESA que es tiene prioridad en sus BENEFICIOS - TAQUILLA - MERCHANDISING. Es normal, no se le puede echar en cara. Ahora bien, eso no debería estar reñido con la calidad final del producto. Y por lo que comentas deja algo que desear.

Una pregunta, CALLAHAN, si se me permite ¿cuál de las adaptaciones de cómics Marvel te parece mejor película?

Te digo la que me parece menos mala, a pesar de tampoco tener muy buena crítica: DAREDEVIL. La película creo no fue muy pretenciosa, no se hace pesada, buena banda sonora rockera (peli - videomusical) e historia entendible también para los recién llegados. La secuela indirecta de ELECTRA tenía buenas imágenes de lucha.

Harry Callahan dijo...

Amigo Miguel:
Permiteme que comience felicitándote por tus inspiradas colaboraciones en el blog.
Por otro lado, y respecto a la pregunta que me haces, te dire que el asunto adaptaciones es siempre polémico. Sobre todo por la imposibilidad de reflejar al cien por cien algo concebido para un determinado formato, en este caso, el comic, en otro con un idioma y recursos diferentes, el cine. No obstante, creo que, por ejemplo, es más sencillo trasladar un comic que un libro, puesto que el primero puede ser casi el story-board del film, al contrario de lo que pasa en las adaptaciones literarias que cada persona se recre imaginariamente un mundo particular que rara vez coincide con el imaginado por el director de la película. Sentado esto y yendo al meollo te diré que en cuanto a la mejor película, con independencia de la fidelidad o no (de ésto tu mismo o Baraka podréis opinar más que yo que no soy muy fan de las novelas gráficas), creo recientemente me quedaría con los dos primeros X-Men de Brian Singer y los dos primeros Spiderman de Sam Reimi. Creo que son filmes muy entretenidos, con profundidad y un tratamiento respetuoso de las historias y psicologías de los personajes, especialmente, los X-Men. Sobre Daredevil, creo que fue una cinta muy fallida y a mi se me hace un poquito pesada y simple. Y además odio profundamente al personaje que interpreta Colin Farrell. Siento decirte que lo de Elektra me parecio aún peor, de ella solo recuerdo los sexy modelitos de la no obstante pelín fría Jennifer Garner. Saludos.

miguelvelez dijo...

Gracias, Harry. ¿Electra fría? ¡Qué va!!! jaja...

Te regalo un "chiste fácil" clásico:

Están dos cabras masticando unas cintas vhs de "El paciente inglés" y dice una: " - ¿sabes? me gustó más el libro"

Harry Callahan dijo...

Ja, ja, ja, muy bueno !

Baraka dijo...

Respecto a lo de que los comics son o pueden ser story-boards lo cierto es que pocas películas inspiradas en han sido tan respetuosas como las versiones de la obra de Frank Miller: 300 y Sin City, maravillosas por otro lado mal que nos pese.

Por cierto, el personaje de Bullseye que interpretaba Colin Farrell cietamente era algo engolado pero... odias al personaje o al actor que interpretó a Alejandro Magno??

VENTILADORCULAR dijo...

Escuchad atentamente. No tengo ni idea acerca de los cómics, y sólo algo de cine, pero sí recuerdo que me gustó bastante Dick Tracy. ¿Qué os parece, viandantes de la callehan?

Harry Callahan dijo...

Acerca de Colin Farrell, realmente me cuesta encontrar un título en el que este actor me diga algo. Pero cuando se "caracteriza", es imposible (vid. la dicha Daredevil o el insólito aspecto de leñador que lucía en Miami Vice).
Sobre Dick Tracy, decir que me interesa su estética y sus esfuerzos por trasladar el universo comic a la pantalla con cierto respeto, pero el invento me parece poco cuajado y simple.