ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

miércoles, 4 de junio de 2008

LA MALDICIÓN DEL PRÍNCIPE DE BEL AIR

Os dejo colgado un video que me encantó en su día. Una curiosidad de la NBA que ha traspasado las fronteras del baloncesto hasta llegar casi a la superstición. Copio el artículo de Marca que lei hace unos meses y cuelgo el video. Luego me contáis: existen los gafes del baloncesto?? Recordais alguno??

Por QUIQUE PEINADO (Marca)

El desastre que ha supuesto Isiah Thomas para los New York Knicks en su etapa como presidente ha hecho historia en la NBA. Se habla de que con él, los Knicks se han convertido en la peor franquicia de la historia del deporte profesional americano e incluso se cuantifica en 187 millones de dólares las pérdidas que su gestión ha supuesto a la entidad de La Gran Manzana. A tanto llega el asunto, que algunos dicen que todos sus males provienen de su aparición en 'El Príncipe de Bel Air'...

Las cuentas les salen a los críticos con Isiah Thomas, que son tantos que lo casi imposible es encontrar alguien que lo defienda. Su labor en los Knicks se cuantifica en 187 millones de dólares de pérdidas. A saber: 137 en pagos de la tasa de lujo por exceder los sueldos que paga el tope salarial; 19,6 por el dinero generado por sus derrotas; 18,5 por el trato que firmó para despedir al ex entrenador Larry Brown; y 11,5 millones que tuvo que pagar MSG, la empresa propietaria de los Knicks, para saldar el caso de acoso sexual a Anucha Browne Sanders. La segunda cifra proviene de un cálculo hecho por el economista David J. Berry, que cuantifica en 400.000 dólares de ganancias por cada partido que vencen los Knicks. Calculando sus derrotas, se llega a esa cifra.

'The New York Magazine' publicaba hace un par de semanas un impresionante reportaje titulado 'Absolutamente, sin duda, el peor equipo en la historia del deporte profesional', en el que se desmenuzaba el desastre que han sido los New York Knicks de Isiah. Pasando por todos los estamentos de la franquicia, deja en evidencia la propia personalidad de Thomas, resaltando unas declaraciones de alguien identificado como un scout de la Conferencia Oeste que dice que Isiah está feliz con lo que le está pasando. Se habla de su difícil relación con la prensa, del papel de Stephon Marbury (el base que más cobra en la NBA, que amenazó públicamente a Thomas con revelar secretos de él si lo mandaba al banquillo), de la pelea en un tiempo muerto entre Zach Randolph y Nate Robinson... Una historia para llorar.

El 12 de noviembre de 1990 se emitía en los Estados Unidos el capítulo de 'El Príncipe de Bel Air' en el que Will Smith sueña con un anuncio en el que humilla a Thomas. Según la leyenda que circula por Internet, a partir de ahí empezó la cuesta abajo del dos veces campeón de la NBA, en 1989 y 1990. Una plaga de lesiones que incluyó la fractura de una costilla o la rotura del tendón de Aquiles que terminó por retirarlo y su posterior y lamentable carrera en el negocio del baloncesto: fue propietario de los primeros Toronto Raptors, que fracasaron mientras él estuvo al mando; después fue Comisionado de la CBA, a la que llevó a la bancarrota; su paso con más pena que gloria por el banquillo de los Indiana Pacers (no pasó de primera ronda de los playoffs); y todo lo que ha pasado como presidente y entrenador de los Knicks.

2 comentarios:

VENTILADORCULAR dijo...

Ojú. Hombre yo no soy de supersticiones, pero recuerdo que antes de mi primera relación sentimental metía todos los tiros libres y después no metía ni miedo... luego hombre el tema de usar las mismas medias durante toda la liga con agujeros y sin lavar, la camiseta de entrenamientos levi´s falsa que me trajo mi padre de Ceuta y las camisetas del Baraka aquella liga de verano sin lavar en todo el campeonato para que no perdieran solera. Pero bueno aparte de eso, no, no creo en supersticiones

Baraka dijo...

Habría que hacer un comentario bastante exigente sobre la razón de que no metieras tiros libres a raíz de echarte novia...

La respuesta es obvia, my friend...