ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

sábado, 17 de octubre de 2009

LEGALIZA O ARDE


El incendio de la vivienda del alcalde de Alfarnatejo no es fruto de la casualidad. Al menos, así lo entienden la mayoría de los regidores de la Axarquía, que aseguran sentirse inseguros ante la presión vecinal para seguir construyendo de manera irregular en el suelo no urbanizable. «La gente no entiende que existe una Ley que hay que cumplir y que no se puede autorizar construir en cualquier parte. A quien culpan siempre es al alcalde, que debe hacer cumplir la legislación urbanística», asegura el primer edil de El Borge, José Antonio Ponce (IU).

Para este regidor, en los pueblos pequeños cualquier actuación municipal muchas veces puede derivar en una situación crítica. «Si le abrimos un expediente a una obra por no tener licencia, malo. Pero si la paralizamos peor, porque pueden pegarte hasta un tiro», asegura.

Ponce apunta que desde que llegó a la Alcaldía hace 15 años no ha puesto una sola multa en el pueblo precisamente para evitar problemas y tensiones con los vecinos. «Hay personas que dejan de hablarte y las cosas se convierten en un drama. Uno de los peores momentos que he vivido como alcalde ha sido precisamente la aprobación inicial del PGOU. Llegué a recibir correos electrónicos diciéndome que me iba a enterar, porque seguramente el autor no estaría de acuerdo con la calificación de su suelo», explica Ponce.

Aunque la Guardia Civil sigue varias líneas de investigación para tratar de esclarecer lo ocurrido la madrugada del pasado jueves en Alfarnatejo con la vivienda del alcalde, Antonio Benítez Barroso, el suceso ha hecho cundir la alarma entre los mandatarios de la comarca, ya que el que más y el que menos ha tenido alguna vez algún roce con algún vecino como consecuencia del ejercicio de sus funciones.

En este sentido, el alcalde de Sedella, Francisco Gálvez, asevera que en los 20 años consecutivos que lleva al frente del Consistorio nunca ha vivido un ambiente tan crispado. «El desempleo, la crisis y, sobre todo el parón del urbanismo desde hace cinco años, por la falta de un Plan de Ordenación Urbana, han provocado la situación actual», asegura Gálvez, que explica que desde que entró en vigor la Ley de Ordenación Urbanística (LOUA) el Gobierno andaluz ha dejado a los ayuntamientos más pequeños sin planeamiento.

«El urbanismo está bloqueado y tenemos las manos atadas. La Junta de Andalucía debe agilizar los planes urbanísticos porque esto es insostenible», apunta. La agricultura ya no funciona como alternativa, según Gálvez, que entiende que todavía hacen falta muchas infraestructuras para activar el turismo rural.

El edil sedellano afirma que la mayoría de alcaldes se sienten inseguros debido a la falta de medios con los que tienen que trabajar. «En Sedella no tenemos Policía Local y muchos vecinos vienen directamente a mi casa particular para que les solucione los problemas», indica. Para los mandatarios locales toda esta situación empeora por culpa de las nuevas incorporaciones a los grupos políticos. «Se trata de gente sin formación que no tiene respeto y caldea el ambiente con mentiras y calumnias», apunta Gálvez.

De la misma opinión es el regidor de Alfarnatejo. «Muchos sólo piensan en la política como un medio para ganar dinero y por un puesto de trabajo, y esto desemboca en cosas como la que me ha pasado a mí», afirma Antonio Benítez.

El subdelegado del Gobierno, Hilario López Luna, declaró que es muy posible que unos días las investigaciones den como resultado la detención del autor o autores del incendio.
La Comisión Ejecutiva Provincial del PSOE aprobó ayer una resolución de condena al ataque de la casa particular del alcalde de Alfarnatejo. En el escrito, la Comisión hace pública su indignación por estos hechos y muestra su apoyo al regidor y a sus familiares.

1 comentario:

vinti dijo...

Ahora confirmo que hay muchos pueblos pequeños con una infinidad de problemas urbanísticos. Supongo que con el tiempo, y con los cambios de alcaldía las cosas se ponen en su sitio. La ley (snu) o la que sea es para todo el territorio nacional la misma, o al menos eso me enseñaron.