ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

domingo, 20 de septiembre de 2009

ALTO A (LOS CHISTES DE) LA GUARDIA CIVIL


Un vecino de San Bartolomé ha sido condenado judicialmente, por un magistrado de Arrecife, a pagar 180 euros de multa por contar chistes y hacer comentarios lesivos sobre la Guardia Civil. La denuncia en su contra fue formulada por dos agentes que entraron de uniforme en el bar donde el afectado se encontraba en compañía de otras personas, que escucharon los comentarios.

Según el fallo al que ha tenido acceso este diario, el condenado hizo caso omiso a la petición de los agentes de evitar los comentarios hacia la Benemérita, en un día de la pasada Navidad. Además, avisaron de que se estaban sintiendo ofendidos; respondiendo el señalado que «esto es un país libre», añadiendo que tenía derecho a comentar «lo que diera la gana de la Guardia Civil, delante o detrás de la misma».

Debido al enfrentamiento, los agentes pidieron al sujeto que se identificara, negándose éste, siendo conducido al cuartel de la Benemérita de San Bartolomé. Según el fallo, «en el vehículo policial continuó con los comentarios ofensivos». En las dependencias finalmente mostró su documentación, tras ser advertido de que estaba cometiendo una presunta acción penal.

El fallo judicial, comunicado a las partes en la pasada primavera, finalmente no fue recurrido por el principal protagonista, quien abonó la cuantía impuesta por el juez. Éste entendió que el ciudadano había faltado al artículo 634 del Código Penal, sin tenerse en consideración que se encontraba bebido en el momento del encontronazo con los agentes; a pesar de que este condicionante figura impreso en el texto.

No hay comentarios: