ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

miércoles, 10 de junio de 2009

CLAUSULAS ABUSIVAS


Ricky Rubio no sabe dónde jugará la próxima temporada. Muy cercano ya el 25 de junio, día en que será elegido en el draft de la NBA, las posibilidades continúan estando abiertas y sujetas a su situación contractual y las ofertas y negociaciones en curso. El base, de 18 años, tiene contrato por dos campañas más con el DKV Joventut, pero quiere dar ya el salto a la NBA, aunque probablemente no con los Grizzlies de Memphis, el equipo que tiene las máximas posibilidades de elegirlo como número dos del draft. Houston, Boston y Nueva York son los que parecen más decididos a negociar con los Grizzlies para obtener el traspaso de Rubio.

El baloncestista reafirmó ayer su criterio y considera que el contrato que le mantiene ligado al Joventut tiene una cláusula de rescisión abusiva: 4,7 millones de euros para liberarse cuando tan sólo percibe 70.000 euros al año. Por eso va a presentar una demanda ante un juez (en el club badalonés no se había recibido ayer por la tarde). El Joventut mejoró unilateralmente ese contrato el pasado enero y pagó a Rubio 140.000 euros adicionales, dado que no se llegaba a ningún acuerdo en las negociaciones para mejorarlo.

El proceso se sigue con notable interés en Estados Unidos. La ESPN, una de las cadenas de televisión más conocidas, habló con Esteban Rubio, el padre de Ricky, que argumentó los motivos por los que han puesto el caso en manos del abogado laboralista Leopoldo Hinjos. "Esa cláusula de rescisión es desproporcionada respecto a su salario. Es lógico que el Joventut deba percibir una cantidad, pero lo que desea ingresar no guarda proporción con lo que gana Ricky".

No hay comentarios: