ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

domingo, 1 de febrero de 2015

INJUSTICIA E INSANIDAD - La Voz de Cadiz-ABC 1-02-2015

 

INJUSTICIA E INSANIDAD

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

Salvando el desempleo, las dos principales preocupaciones del ciudadano son las más deficitarias y descuidadas: una Sanidad del siglo XX y una Administración de Justicia, anciana y roñosa, en la que se obliga a los abogados a hacer copias con su propio papel. No me ha extrañado esta medida pues la sufrí en mis propias tintas hace más de dos años en un juzgado de instrucción de Algeciras. Mejor no quejarnos, no vaya a ser que nos obliguen a llevar nuestra propia fotocopiadora a las espléndidas Ciudades de la Justicia de la provincia. Algún siervo salió en defensa de su amo y dijo que le parecía muy bien que los abogados pagáramos nuestras copias. ¡Como si no lo hiciéramos ya! Los letrados compramos unas tarjetas al Colegio de Abogados con las que fotocopiamos los autos judiciales en nuestras propias máquinas reprográficas en las salas de togas.

 

Confío en el nuevo Decano, Pascual Valiente, que sabe las quejas y lamentos de sus compañeros abogados, hermanos pobres de la justicia gaditana. Tiene pendientes numerosos frentes abiertos en los que habrá de exigir con insistencia una mayor resolución institucional: el despropósito del turno de oficio (lo poco y tarde que se cobra), las desiguales relaciones entre los integrantes de la administración de justicia, el descrédito que la competencia desleal y la vulneración de la deontología provocan en una noble profesión azuzada por la crisis de valores y carteras y, sobre todo, la falta de medios materiales y personales (juzgados decentes y funcionarios suficientes) que causa el almacenaje de expedientes y archivos en los baños (lo que suple, por otro lado, la falta de papel higiénico), las plagas varias que asolan las oficinas judiciales, el hacinamiento de profesionales en cubículos de 2x3 y la absoluta desmotivación de jueces, secretarios, fiscales, abogados y funcionarios, que perjudican, en suma, al justiciable: USTED.

 

De la Sanidad hablaré otro día; de las ocho horas esperando triaje en el Puerta del Mar de Cádiz pese a vivir frente al “hospital” de San Carlos, ese sapo de día -en el que no nacen isleños- que se ha tragado con aceite de ricino la Junta de Andalucía para que su alcaldable, Patricia Cavada, también abogada, no patinara en las próximas elecciones municipales.

 

No hay comentarios: