ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

miércoles, 18 de febrero de 2015

CÓMO DECLARAR EN CALIDAD DE IMPUTADO EN ESPAÑISTÁN - Por Alberto Escudier, Abogado.



CÓMO DECLARAR EN CALIDAD DE IMPUTADO EN ESPAÑISTAN.
EN UN TRIBUNAL O JUZGADO ESPAÑISTANO.

AÑO 2015....

Por más que se quieran forzar las cosas, incluso desde una interpretación sesgada del contenido del artículo 118 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, es preciso recordar que cuando va a tener lugar la declaración de un imputado (haya acudido citado judicialmente, quiera o no, o conducido por la fuerza pública) pasa lo siguiente:
1º) Se entra en el despacho (normalmente lleno de pilas de expedientes y de códigos en desuso).
2º) Si su Señoría es más o menos educado dirá "Buenos días" e invitará a tomar asiento al declarante y a su letrado. Si no lo es ladrará "siéntense" y omitirá responder a los corteses saludos de los comparecientes (hay de todo, como en botica).
3º) Si el tema es morboso o importante allí estará ya sentado el representante de la Fiscalía (no me malinterpreten, si no están allí es porque están sacando trabajo en sus despacho aún más atestados de papeles)
4º) Las demás partes (abogados de coimputados, acusadores particulares, populares, etc.) se sentarán donde puedan (a veces no hay sitio y acaban de pie en plan "Españistán"). A veces, las sillas o el sofalito "art decó" de turno son tan viejos y carcomidos que según el volumen del Letrado se corre el riesgo de reventarlos o de coger sabe Dios que infección. Cuenta la leyenda que algunos atrevidos hemos pedido una silla. Y también que nos hemos cargado un sillón del Instrucción 3 de San Fernando ... dejémoslo ahí. Incluso hay letradas delgaditas que se han hundido en esos sofás y han desparecido para siempre, como en el Triángulo de las Bermudas.
5º) Se procede a la información de derechos al imputado (lo debería hacer el/la Secretario Judicial pero lo suele hacer el propio instructor/a). No piensen que el/la SJ está tocándose las narices, está en su despacho sacando adelante más montones de mierd.. de papel, haciendo subastas, gestionando la cuenta, pidiendo material, despachando con los funcionarios, procuradores, justiciables, etc.
6º) Tatachán!!! Su Señoría le suelta: "comparece Ud. IMPUTADO por un presunto delito de BLABLA, tiene Ud. derecho a la asistencia letrada, a no confesarse culpable bla blablabla". Un funcionario o funcionaria estará a los mandos de un prodigioso PC color camel en el que irá recogiendo lo que el Su Señoría o el propio imputado (a quien le asiste ese derecho) le dicten.
7º) Si durante la declaración se apreciaran indicios de la participación del imputado en otro delito se debe parar y proceder a advertir al imputado que se le imputa un nuevo delito (aquí hay 2 escuelas de pensamiento, lo admito). Cuando termine el instructor, interroga la parte que lo ha propuesto y luego las demás por su orden.
8º) Si el declarante tiene valor, se leerá su declaración tranquilamente, corregirá alguna cosa, la firmarán todos y se irán de del despacho dejando un agradable calor humano en el despacho del instructor. Si éste es una mujer tendrá la calefacción a nivel "volcán en erupción" y el calor humano irá acompañado de una mezcla de perfumes caros y sudor barato. En la oficina te dan una copia de la declaración con cara de que te están dando oro molido (y es que el papel escasea).
TODOS salimos en dirección a los bares cercanos a comentar la jugada.
Y ahora la parte política.
Si los que gestionan la imagen de un partido de gobierno fían su éxito final a que los españoles entiendan unas cuestiones procesales nivel PRO (qué digo, NIVEL HIPER-PRO) es que han abusado de sustancias alucinógenas.
Insisto, soy partidario de que, como dicen los estatutos, sólo tras la acusación que tiene lugar tras el cierre de la investigación se dimita y entreguen actas de diputados (hacerlo con la simple imputación da pie a denuncias torticeras para cargarse a un rival) pero si se hacen declaraciones vehementes, hay que cumplir la palabra. Y si se hace con otros, incluso antes de que declaren (caso tarjetas black) o incluso antes de que lo imputen (caso Tomás "Invictus" Gómez) hay que hacerlo siempre.
* NOTA: Si el declarante es un pobre infeliz que ha cometido presuntamente u delito vulgar todo esto se hace frente a la mesa de la funcionaria con el pobre mío esposado y sentado y el resto de pie. Hay clases.

No hay comentarios: