ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

sábado, 24 de enero de 2015

EL ROYAL RUMBLE - La Voz de Cádiz-ABC (25-01-2015)

 


EL ROYAL RUMBLE

Montiel de Arnáiz

@montieldearnaiz

 

 

Entre Luis Bárcenas y el pequeño Nicolás a alguno le está saliendo una hernia de hiato que ni con Almax. Justo la semana en que Susan-Tsú Díaz filtra su embarazo (reventando una entrevista en prime-time a Pedro Sánchez) y augura elecciones para el 22 de marzo (dejando en enaguas de la abuela a sus competidores) nos enteramos que Juan Carlos Monedero, número 3 de Podemos, ha facturado un pastizal con una empresa suya, sin trabajadores. No se nos cae otro mito porque nunca lo fue: las gafas de Monedero le dan un yenesecuá que remeda a Himmler, a malo de peli de Indiana Jones. Y encima a Pablo Iglesias (dicen que ha roto con la querellada Tania Sánchez) le sacan un artículo gran reserva de la hemeroteca privada de Marhuenda en el que insulta y desprecia al himno y la bandera españoles. Ecce homo, Paulus: como en las películas de gángsteres que tanto nos gustaban, el pasado siempre acaba volviendo a por ti. Y el pasado, hoy día, resta votos. 



Bárcenas y Nicolás iban a formar una interesante pareja de baile en el Royal Rumble en cuyo cuadrilátero se disponía a entrar Mariano Rajoy. ¿Se acuerdan de ese “todos contra todos” del Pressing Catch, que se hace cada año? No parecía estar muy preocupado: había tenido 19 mesazos para decidir qué contestaría a Luis ¿el cabrón? cuando pisara, fuerte y con garbo, la calle Génova, coincidiendo con la Convención del Partido Popular (qué curiosa la fecha de su salida de prisión). 




Los responsables de estrategia, marketing y comunicación de MR habían podido determinar los hitos, pasito a pasito: utilizarían a esa hembra ávida de poder que es la Díaz, fagocitadora de todo aquél que se opone a sus designios; atacarían a Podemos, que está siendo víctima de ese Juego de Tronos que tanto apasiona a su líder; ridiculizarían a Fran Nicolás, ese niño feucho y redicho que acude a los palcos de televisión y fútbol en calidad de imputado. Lo tenían todo previsto. Todo menos que apareciera en público José María Aznar e instara a Rajoy a ser fiel al ideario popular para no perder la Presidencia. Esa es la magia del Royal Rumble: tu aliado es quien te expulsa del ring.




No hay comentarios: