ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

domingo, 27 de noviembre de 2011

Violencia de Sexo (La Voz 27/11/2011)

El 24 de noviembre acudí al Curso de Violencia sobre la Mujer, organizado por el Colegio de Abogados de Jerez en la Escuela de Hostelería, donde intervino el ínclito abogado Alberto Escudier como ponente. Estuvo ágil y brillante, con buen tono, como la mayoría de los participantes. Todos coincidimos en que la Ley Orgánica 1/2004, de Medidas de protección integral contra la Violencia de Género, merece un repasito de más o menos consideración. La Magistrada del Juzgado de Violencia Doméstica de Cádiz, Carmen Fornel, expuso que, ante la denuncia de la mujer a su marido, pareja o ex, se archivaban en instrucción muchas causas. Y más sentencias absolutorias aún se daban en los Juzgados de lo Penal. Al terminar su clarísima y honrada exposición no pude evitar pedir el micrófono y lanzarle una pregunta taimada: ¿Qué porcentaje existe, a la vista de tanto sobreseimiento y absolución de hombres en estos pleitos, de apertura de procedimientos judiciales contra las mujeres por denuncia falsa? Su Señoría se incomodó pero respondió con idéntica honradez: El mínimo. Un silencio cómplice se apoderó de la sala y se dio por terminado el turno de preguntas. Escudier estaba sentado detrás de mí; no lo había visto. Al cruzarnos, me dijo -después de amenazarme con el premio que obtendría si le hacía la más mínima pregunta- que yo era digno defensor del Juez Serrano.
Precisamente el día 29 -le contesté a Alberto, que tras su exposición es ya Don Alberto- se ofrece una cena homenaje al Juez Serrano, en el Hotel Inglaterra de Sevilla, por parte de la Plataforma Ciudadana por la Igualdad. El ágape será presentado por Carlos Herrera, quién al parecer será escoltado por el Juez Calatayud y Jesús Quintero. Yo acudiré a esa cena como muestra de solidaridad con el suspendido juez y como apoyo a esa Plataforma que se niega a someterse a la legislación ideológica; la que busca encontrar el voto antes que la Justicia.
El Juez de Juzgado de Familia de Sevilla, Francisco Serrano, ha sido objeto de numerosas críticas del mundillo feminista por sus opiniones y resoluciones al respecto de una legislación, la de violencia de género, que, hablando en plata, discrimina a quien tenga pene. Serrano ha puesto en peligro su estabilidad personal, familiar y económica por respeto al principio de igualdad constitucional; esa igualdad que es miccionada al enfrentarla con la legislación contra esa violencia que hace que a Pérez-Reverte le duelan los higadillos cuando escucha que la llaman «de género» en vez de «de sexo», y que yo creo debería derogarse y ser sustituida por una auténtica regulación armonizada de violencia en el ámbito familiar, que mire igual al miembro que a la miembra o al miembrito. Porque en derecho penal no puede ni debe aplicarse la discriminación positiva ya que provoca una mayor desigualdad. Y lo digo con todo el respeto y objetividad que puedo, siendo jurisperito y teniendo aún pene. Denny Crane.

No hay comentarios: