ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

jueves, 2 de julio de 2009

CLAVAZO


La pareja de japoneses que estaba de viaje romántico por Roma, no olvidará facilmente este destino. Los jóvenes han denunciado al dueño de un restaurante, situado en Plaza Navona, que les cobró casi 700 euros por una comida que incluía dos bebida, tres platos principales y un postre, como se ve en el desglose de la factura que aparece en la imagen.

Los novios nipones denunciaron por supuesta estafa al propietario del local, después de comprobar que en el recibo de su tarjeta de crédito figuraba la cifra de 695,00 euros exactamente. A los jóvenes les pareció haber entendido mal a la hora de pedir la cuenta, según ha informado este jueves el Corriere della Sera.

El total de la factura que les presentaron al terminar de comer era de 579,50 euros e incluía el precio de los platos y la bebida. Cuando los jóvenes comprobaron el resguardo de la tarjeta descubrieron que a los casi 580 euros de su menú, el restaurante les había añadido 115,50 euros en concepto de "pequeña" propina sin su autorización.

ras protestar ante los responsables del local, los camareros insistían en que esos eran los precios habituales de la carta. A continuación, la pareja se dirigió a la Policía, que poco después se personó en el establecimiento. Los agentes comprobaron que los precios aplicados a los dos japoneses no eran los que figuraban en su carta y, en vistas del estado del local, solicitaron un control sanitario. Al no pasar el control, los inspectores cerraron el restaurante.

2 comentarios:

nuria dijo...

Éso que cuentas es super anomal.
A mí hace poco me pasó una de juzgado de guardia.
fuí a un restaurante italiano,me pedí una pizza,cuyo precio no aparecía en la carta.Me cobraron 20 eurazos por una pizza individual,..y cuando protesté ,me dijo el camarero que igual es que yo no la podía pagar.
yo me pongo a la defensiva,y al final yo no me centro ni me mantengo en actitud fría, con lo cual no pido la carta de reclamaciones,que es lo que debería haber hecho desde un principio.Así vamos aprendiendo amigo mío.
Un beso grande desde Valencia

India dijo...

Ooooohhhh!afortunadamente,la gran elección de nuestro autóctono anfitrión evitó que me vieras en actitud totalmente calentita ante cosas de estas,amiga Nuria!...de frialdad nada,purito calentón latino me entra a mí con los abusos...anda que no hay autógrafos míos por los libritos esos...total...me hacen el mismo caso...pero yo me quedo más tranquila...a ver si no qué hago con tanta mala leche concentrada...
Y mi amiga Marta,a la que no conocísteis por uno de sus típicos despistes,...es peor que yo!
Ahora que recuerdo...creo que el Letrado si avistó la colita de mi demoníaco medio ser...a lo mejor cuando le dije a uno de los asturianos que era el último pitillo que le daba...jijijijijijijijiji