ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

martes, 8 de diciembre de 2015

El Debate del 7D

Lo de ayer fue poco un debate en realidad. Rajoy no fue para que no se lo comieran con patatas con Bárcenas y porque no tenía nada que ganar ahí. Pedro Sánchez le criticó que estuviera en Doñana pero sí ha aceptado un cara a cara con él la semana que viene, para reeditar los argumentos del bipartidismo. Dicen los populares que eso es porque son los dos partidos con más expectativas de voto, aunque varios sondeos ponen a Ciudadanos como segunda fuerza. Soraya cantó la lección como buena opositora, aunque fue poco creíble. Cierto es que después del bochorno que le provocó Rivera con la portada de El Mundo se tuvo que sobreponer a gran velocidad pero lo hizo mejor, pero desde el punto de vista del votante, que no fuera Rajoy supone una falta de respeto aunque es posible que no le cause perjuicio dentro de 12 diss. La memoria es volátil. Otra falta de respeto es la ausencia de Alberto Garzón. Cuánto hay que aprender de los yankis aún!

El gran vencedor fue Pablo Iglesias que, aunque no propone tantas cosas ni ofrece un programa, programa, programa, que diría aquél. Fue una metralleta de echar cosas en cara, desquició a Sánchez y atacó con crudeza a Soraya -aunque con cortesía- y en su minuto final estuvo realmente bien y le sobraron 9 segundos. Ahora bien su discurso del cambio de lo establecido me pareció falto de chicha y lo del Referéndum de 1977 en Andalucía es una vergüenza como politólogo que es y o lo de Price Water Watch House puede que lo dijera a propósito para recibir publicidad con Memes en internet..  

El gran perdedor fue Pedro Sánchez. Me da la sensación de que es un candidato de rebajas porque no había nada mejor. No tiene carisma, por mucho vozarrón que acompañe a sus miraditas de interesante. Con ser buen tío no basta, su discurso de la paridad fue realmente flojito aunque supongo que a su electorado fiel le habrá encantado. Su cara al acabar el debate era un poema, y su equipo hasta tardó en ir a felicitarlo, dejándolo solo y abandonado durante un largo minuto. Sabían lo que acababan de perder...

Albert Rivera fue de menos a más aunque con menos pico final que Iglesias. Es el que mejor lleva hechos los deberes y se le nota, y aunque ayer no estuvo tan brillante como con Évole en Salvados repartió galletas: la ya comentada a Soraya, que la descompuso, y la de Pedro: " más bien eres tú el que pertenece al partido de Susana Díaz". Eché en falta esa picardía maledicente en los otros debatientes. 

Como digo, de mejor a peor: Iglesias, Rivera, Sáenz y Sánchez.

Y Rajoy, que hizo un Cherishev inverso, descalificado por falta de alineación debida.

No hay comentarios: