ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

viernes, 4 de abril de 2014

REFLEXIONES SOBRE BULERÍAS NAZIS

Ya han pasado 24 horas desde uno de los días más bonitos de mi vida, la presentación de mi primer libro en solitario, sí, el del nombre raro: BULERÍAS NAZIS. 

Todo empezó a mediados de diciembre, cuando le dije a la editorial que iba a sacar el libro de relatos que entonces iba a llamarse El Arte de lo Inútil (otro de los relatos del volumen) que yo había decidido no publicar con ella. Sé que suena un poco chocante: ¿un autor novel que decide no publicar su ópera prima voluntariamente? Intuía que aquello no iba a llegar a buen puerto. Y con razón. Pasó diciembre y el libro -que había corregido, añadiendo algún texto- estaba durmiendo el sueño de los justos. Ahí se iba a quedar, encerrado en las tripas de un Imac. Pero, como dije ayer, detrás de un "hombre grande" (4x4 casi) hay siempre una gran mujer. Ella es la responsable, la que me obligó a enviar el libro a Ediciones Mayi. La que provocó con sus cojones extremeños que naciera BULERÍAS NAZIS.

Luego encontré el apoyo de Ana María Mayi, que ha apostado por mí y por el libro a muerte, escuchando las sugerencias de un tipo creativo que pedía que se oyera su voz, que le dejaran participar en el proceso creativo. Por eso hoy, que estoy igual de tranquilo pero más sereno que ayer, no puedo sino alegrarme de una decisión acertada, o de dos, y DISFRUTAR. 

Disfrutar al ver los carteles anunciando esvásticas tatuadas en la Librería Manuel de Falla, en Bozano, en Pérgamo. No es que me sienta mejor, ni más especial, pero seguro que comprendéis cómo se siente alguien que, apretando un habano entre los dientes, como John "Hannibal" Smith (The A Team), sonríe mirando al pasado y dice:

"ME ENCANTA QUE LOS PLANES... SALGAN BIEN."

1 comentario:

etxegoyen dijo...

Qué bien dicho,letrado...
Besos.