ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

viernes, 22 de abril de 2011

LLUVIA SEMANASANTERA

Lo chungo no es ver penitentes llorando debajo de sus capirotes, sino la lluvia que cae sobre ellos desde el exterior. Lo chungo es estar encerrado con los niños en casa y, cuando se sale, que los imbéciles que se dedican a la hostelería han CERRADO sus negocios en semana santa (¿de qué viven?). Ejemplo más sangrante: ayer había 20 niños esperando que abriera un local infantil, de los vulgarmente denominados de "Bolas". Dentro había un señor poniendo un ventilador en un techo. ¿Cuánta caja perdieron? No hay una verdadera escuela de empresa, ni la carrera de empresariales ni los masters de creación empresarial, ni na de ná. Los auténticos empresarios son los que ganan dinero, el resto son chapuceros con más o menos suerte. O sea, el empresario nace y se hace.

2 comentarios:

Ventiladorcular dijo...

Moraleja: "Ventilador hasta las Bolas de la SemanaSanta"

Jesús Varela dijo...

Así nos luce el pelo. Cualquiera que pone un chiriguito se llama así mismo empresario, pero ser empresario es algo más que abrir o cerrar las puertas de un local equipado cuando a uno le da la gana. Ser empresario significa saber crear riqueza para uno mismo y para la sociedad.
El elemento del que hablas no es un empresario, es alguien que no tiene oficio ni beneficio y que abrió un lugar de entretenimiento infantil para matar su tiempo.
flug