ABOGADOS DEL DIABLO QUE HAN PASADO POR AQUÍ

domingo, 2 de mayo de 2010

LA PERLA DE NAJWA


Publicado en La Voz, el 2 de mayo de 2010

Hoy quiero dedicar este artículo a mis alumnos de la facultad de Derecho de Algeciras, en el CUESA; a los egresados y a los actuales. Llevo casi cinco años impartiendo asignaturas que tratan del fenómeno religioso en España y mi intención ha sido siempre la de cambiar la concepción apriorística que despierta aquél en los alumnos. Sé que soy un docente atípico pero disfruto siendo así. Me gusta lanzarme al fango, a la refriega, cuchillo en ristre. Provoco absurdos debates, impulso el visionado de videos hirientes (matanzas de religiosos en la guerra civil) o hilarantes (el Follonero y su Salvados por la Iglesia), obligo a hacer demandas de nulidad canónica basadas en raptos, impotencias o crímenes y a contestarlas con excepciones procesales. Les hago pensar. Esto no es sólo teoría señores, es derecho vigente.

Decía que intento cambiar un pensamiento. Busco que comprendan que la religión siempre estuvo ahí como algo propio del ser humano y que, dentro de su propia libertad de creer o no creer –también llamada en los bares Derecho de Libertad Religiosa- hay que tener apertura de miras y cierta tolerancia. Lo cierto es que mis alumnos son unos fenómenos. Sacan sus Licenciaturas –mañana, Grados- en Derecho en unas condiciones lamentables por culpa de un conflicto institucional, en una facultad vetusta y ruinosa, aulas calurosas, sillas de otro siglo, moho en las paredes (“fungus cuesae”) y, a veces, sin papel higiénico en el baño. Pero los tíos siguen ahí, luchando por el derecho del Campo de Gibraltar, buscando su futuro contra viento y marea. Con un par.

He podido observar al comienzo del curso dos posicionamientos preestablecidos en los alumnos. El primero, el de quien se considera creyente e intenta hacerme ver que todo lo que explico le parece bien y, el segundo, el del que tiene ideas anticlericales o antirreligiosas y lucha con timidez porque yo no me dé cuenta, pensando –con total acierto, claro está- que si lo hago será fulminantemente suspendido.

Al terminar las clases, creo que consigo, año tras año, que los jóvenes y los no tan que asisten a mis clases vean no solo lo blanco o lo negro, sino que encuentren su propia percepción de la cuestión religiosa. El otro día, al salir del aula, me asaltó Jesús T. para preguntarme por el tema de Najwa o las multas de 150 € que el gobierno francés impone a las mujeres que llevan velo en público. Quería una respuesta. Pronto haremos una práctica al respecto, le dije. Tratará sobre la preeminencia o no del Derecho Fundamental de Libertad Religiosa frente a un estatuto de un colegio. El hiyab protege la perla que es la mujer en el Islam de la vista de otros hombres distintos de su marido. Pero es algo más. Mis jóvenes juristas tendrá que calificar derechos sobrevolando prejuicios y ucronías. Será divertido. Es la tan olvidada mayéutica.

Enrique Montiel de Arnáiz

3 comentarios:

luismi dijo...

sabes? tenia un profesor en la fac. de derecho de granada, D Int privado, se llama andres sopeña, escritor, a mayor abundancia (el florido pensil), y filosofo. curiosamente, el calificafa las normas a priori en dos ramas, las dictadas por el hombre, y las dictadas por Dios.

despues te derrumbaba este precepto, y te decia q ambas las dictaban los hombres, solo q existia una prelacion. las divinas las cumplia todo el mundo (ufff, se jugaban el alma), pero las humanas, estas, ya era otro cantar, pq, quien no se ha saltado alguna vez una norma dictada por los poderes establecidos, p.ej., quien va a la velocidad establecida en carretera? es q da hasta morbo, saber q lo haces mal (esto tambien me recuerda a cierto poema de Omar Jayyam: Dime ¿qué hombre no ha transgredido jamás tu ley? Dime ¿qué placer tiene una vida sin pecado? Si castigas con el mal el mal que te he hecho, dime ¿cuál es la diferencia entre tú y yo?)

todo esto lo exponia con claros ejemplos: pq el cerdo esta prohibido en el Islam? muy sencillo, cerdo+calor=triquinosis
o la vaca sagrada en la india: si matas al animal, como mucho te dara de comer una semana, pero si la mantienes viva, es un animal q da leche, ayuda en las labores del campo, se multiplica, y si me apuras, te estercola (como Ramon Sije...q ilustrado me siento hoy...jejeje) el campo.

en fin, como lo ves tu, erudito? crees q las normas cristianas no son asumibles en dicha clasificacion? espero no estar hablando con un obcecado cristiano al q no le guste discurrir (y discutir) sobre segun q temas...jejeje

saluditos

Benji dijo...

Hola Enrique; voy a dar mi opinión que también ha suscitado debate en mi clase:

Yo voy a dar mi opinión, mi opinión jurídica, y no mi opinión política o populista:

Nuestro Estado se configura como uno SOCIAL y de DERECHO. Nuestro Estado, tiene una Constitución por tanto, y que esa Constitución reconoce y garantiza unos derechos, pero no sólo reconoce derechos, sino que asume una posición respecto al tema religioso.

Por una parte, nuestro Estado reconoce la Libertad Religiosa como un Derecho Fundamental, por tanto cada sujeto y colectivo tiene una serie de facultades como manifestar sus creencias. La posición de nuestro Estado, es la aconfesionalidad, es decir, la laicidad (no confundir con laicismo) que significa que el Estado no se inclina por ninguna religión.

Cuidado, esto no significa que el Estado no apoye a las confesiones y a los titulares de los derechos fundamentales, el Estado, como SOCIAL y de DERECHO, tiene que hacer efectivos los derechos de los ciudadanos.

En base a esto: una niña que lleve un pañuelo en la cabeza está manifestando su libertad religiosa, derecho fundamental que debe ser respetado.

Es verdad que otra cosa es que, los padres la obliguen; que es otra historia. Pero hoy por hoy, y jurídicamente, no debería de haber problemas para que una niña o cualquier mujer deben llevar un pañuelo. Otra cosa distinta es el burka.

El tema en Francia es distinto, porque hay no existe la laicidad (neutralidad) lo que existe es el laicismo (rechazar cualquier religión), por lo tanto es algo normal que ahí se prohíba.

En España, existen para mi, dos problemas: 1.- El miedo de una "invasión" de una religión muy mal interpretada actualmente, y 2.- La historia permanente entre cristianos y musulmanes.

Saludos

Anonymous dijo...

Yo estoy de acuerdo con Benji.Creo que aquí el trasfondo del asunto es una xenofobia preocupante que cada vez aumenta más en España, hecho lamentable...